martes, 22 de septiembre de 2009

AFINACION SEMANAL DE YEHUDA BERG Sept 20 -26 Sept DAR Y TOMAR

Hola!! Ya de regreso con muchas cosas que contar. De momento no tengo aún la afinación diaria de hoy pero la Semanal es importantísima así que se las voy compartiendo. Esta semana es muy delicada en el trabajo de Rosh Hashaná hasta Yom Kippur. Lean esto y mantenganse en su trabajo de no reactividad, de compartir etc. Espero en breve publicar la diaria. Feliz año a todos!! Prana
_______________________________________
Nuestras relaciones son meramente un equilibrio entre dar y tomar. El equilibrio ideal es el completo, es decir 50/50, pero la mayoría de nuestras relaciones no están equilibradas. O damos o recibimos demasiado. Y en algunos casos, es un desequilibrio natural. Es algo natural que un niño tome más de sus padres de lo que él puede darles. Un estudiante también tomará más de su profesor de lo que él puede darle; pero eso se supone que debe ser así.

En la mayoría de los casos, es un juego de tira y afloja.

A veces es un 70/30, otras veces es un 20/80. Pero la cuestión es: ¿cuán dispuestos estamos a dejar que el desequilibrio persista? ¿Estamos tomando de los demás conscientemente? ¿Estamos permitiendo intencionadamente que alguien tome de nosotros?

Estamos demasiado relajados en este tira y afloja, porque todo lo que está en nuestra mente es relativo (mira la afinación de la semana pasada). Hemos establecido que ciertas cosas son aceptables y otras inaceptables.

"Estoy dispuesto a aceptar este tipo de abuso de mi jefe, pero no de mi compañero de trabajo".
"Esta persona me gusta, así que seré condescendiente porque quiero tener la oportunidad de estar con él (ella)".

Entonces, ¿qué hay de malo realmente en el abuso, si al final resultará en recompensa?

Que estamos entregando nuestra Luz.

Entregaremos nuestra Luz y viviremos en un infierno durante dos años por la oportunidad de ser felices en cinco años. En el libro "Las reglas espirituales de las relaciones" hablo más a fondo sobre este concepto. Pero la conclusión del libro y de la afinación de esta semana es: Tenemos que empezar a tomar el control sobre nuestra Luz. No podemos permitir a otras personas o situaciones que nos hagan sentir felices, tristes, satisfechos o rechazados.

Nuestra energía necesita ser independiente de las personas y las cosas que nos rodean. Ser independientes no significa que debamos vivir sin padres, profesores, hijos, amigos o socios. En cada una de nuestras relaciones habrá un dador y un receptor en un momento dado. Pero en todos los momentos, los papeles del dador y el receptor tienen que cambiar. Debe haber un esfuerzo para avanzar hacia ese estado del 50/50.

Hay personas en este mundo que van a trabajar y su único objetivo es quedar bien delante de su jefe para poder obtener un ascenso. Esas personas han renunciado a su independencia. Cuando su jefe es despedido, ¿dónde está su Luz? Se ha marchado. ¿Dónde está su potencial de crecimiento? Se ha marchado. Se fue por la puerta, con su jefe, a quien voluntariamente le entregaron su Luz.

No puedes basar tu éxito o tus objetivos en otras personas o situaciones. Pero puedes ser independiente, ser dueño de tu energía, de tu Luz, hacer lo que sea necesario en la posición en la que te encuentras para acercarte más a la Luz del Creador y ocuparte de los demás. Todo lo demás se colocará en su sitio.

Rav Áshlag, el gran Kabbalista del siglo pasado, señala que guardamos nuestra casa física y nuestras posesiones bajo llave, pero nuestras posesiones del 99%, nuestra Luz espiritual, la dejamos abierta, accesible y disponible para todo aquel que quiera tomarla. No es necesariamente una decisión consciente, pero cada vez que alguien o algo me pone feliz o triste, estoy entregando mi Luz. Ninguna persona ni cosa debe ponerme de ninguna forma.

Eso no quiere decir que debamos encerrarnos y dejar al resto del mundo afuera para que nadie pueda hacernos daño. Queremos ser independientes, pero no estar solos. Ser independiente significa que nadie puede lastimarme. Soy fuerte y no tengo miedo de ser abierto con las personas y compartir con ellas. Haga lo que me haga la gente, yo estaré bien. Puede que me duela, pero no dejará cicatriz porque yo soy el dueño de mi propia Luz.

Esta semana, busca las formas en las que estás entregando tu Luz. Y busca las formas en las que tomas Luz de los demás. Sé sincero. Sé honesto. Y busca el equilibrio. Este es el mes de Libra, así que equilibremos la balanza.
Todo lo mejor,
Yehudá Berg

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Jag sameaj Prana! con ansias esperando que vuelvas a escribir!tus reflexiones sobre las afinaciones,siempre son para mí de mucha ayuda! gracias,feliz año!!!

Anónimo dijo...

Feliz año!!! Muchas gracias, y si espero poder escribir prontito porque necesito decirles lo qe estoy aprendiendo de los días antes de Yom Kippur. El trabajo no está terminado, estos diez días entre Rosh y Yom son los que van a decir si logramos el trabajo con éxito, y es nada menos que un alma nueva =D así que espero prontito contares, mientras muy serenos, haciendo restricción compartiendo revisando donde hay aun que hacer corrección etc.

Mil gracias yo también extraño y pienso mucho en el Alma Colectiva que es este centro de Re-Unión!!

besos
Prana

Dany On The Line dijo...

Hey!
Que este año sea muy dulce.
A espera de los comentarios diarios.
Un abrazo fuerte