domingo, 10 de diciembre de 2017

El embudo

La porción de esta semana se llama Mikets y se conoce como la porción para sustento.

Está completamente relacionada al proceso de vida de Yosef quien es la carroza e la séfira de Yesod que es la que canaliza la Luz al mundo de Maljut, es decir es algo así como el embudo por el cual las bendiciones pueden llegar y filtrarse hacia el Mundo físico en el que vivimos.

Ayer que hablábamos de la posibilidad de las modalidades de "acelerar" y de "hacer restricción", hoy nos encontramos con que efectivamente, los procesos pueden acortarse (acelerarse), pero hay una buena condicionante para poderlos hacer de la mejor manera: El tikún (corrección) puede acortarse a partir de vivir el proceso con alegría.

Mientras más contenta la persona en el proceso, más bueno el resultado.

Yesod es un embudo que colecta y que vierte a Maljut.

Aquí tenemos que entender que el proceso de embudo se puede vivir como algo que se angosta, el paso no es más libre ni fluido que si fuera un canal del mismo diámetro que lo que viene arriba ¿A qué me refiero? Que ciertamente el momento de que se revele en nuestro mundo una bendición puede vivirse como una constricción involuntaria que nos angustie o que nos desespere. "No me salen las cosas" "No se revelan"...etc.

Si tu estás haciendo tu trabajo espiritual, si vives de acuerdo al sistema de la Luz, eventualmente la revelación viene, pero el proceso será mucho más feliz si lo vives con alegría y certeza de que lo que está sucediendo es una preparación para la manifestación.

En cambio, la angustia hace que las cosas se vivan con sensación de interminables. Ojo: en la porción pasada nos enseñaron que no puedes dejar de actuar, trabajar, estudiar, prepararte etc., todo lo que implica hacer tu parte para merecer la bendición.

Si haces restricción, compartes, verdaderamente actúas con balance de las tres columnas, puedes entonces vivir con alegría el proceso. porque el sistema finalmente llegará a revelar la Luz.

¿En qué proceso vives esta constricción? No desesperes y sigue haciendo tu parte. No hagas cálculos del tiempo de la Luz. Será cuando sea mejor pero tienes que estar preparado y listo para tener merecimiento y vasija. Ese será un momento de gran plenitud.

A seguir trabajando Comunidad

Prana Raquel Pascual

Basado en clase del Centro de Kabbalah 2012.

La imagen que seleccioné es un metodo llamado AIDA de ventas y es justo para ir creando deseo en el cliente
Imagen http://www.antoniopainn.com/guia-practica-de-como-crear-un-embudo-de-conversion-para-tu-negocio/


sábado, 9 de diciembre de 2017

Restricción vs. Acelerar

Vayeshev, Asentarse no habla de querer una vacación, sino sentarse en el contexto de la restricción. Este asentarse se refiere a querer descansar de hacer restricción.

Se refiere en realidad a esas situaciones en la vida en las que te sientas y te relajas. 

Hay dos sistemas dos maneras de realmente capturar y conectar con la Luz y estos dos caminos que están mencionados en la porción, una manifestada por los hermanos y una manifestada por Jacob en esta porción: Acelerar o Restringir. 

Ambas maneras pueden funcionar para hacernos crecer, pero la primera viene con mucho juicio ya que es necesario generar una vasija para poder realmente recibir y ese proceso, si se va más rápido, cuesta más trabajo porque aún no existe la capacidad de contener la situación adecuadamente, es como pedirle al becario que apenas está haciendo sus pininos, que de súbito tome la Dirección General y cargarle todo el peso de las decisiones, por poner un ejemplo burdo y extremista, pero espero que sea claro de lo que pasa en la aceleración.

La restricción continua por su parte, va permitiendo a los jugadores y a las situaciones, madurar para que puedan recibir. Jacob no podía acelerarse, por ejemplo mandando cuadrillas a buscar a Yosef, porque si lo hubieran encontrado no hubiera cumplido con su misión espiritual, por eso simplemente se sentó en silencio y esperó por años.

Y sin embargo, en la vida humana, a veces la aceleración es un camino necesario, de lo contrario podemos caer en el asentarse por comodidad, no por sabia restricción, que no es ni de cerca, lo mismo, ni tiene el mismo efecto.

Tenemos que recordar, que los hermanos son carrozas de los signos del zodiaco. No es casualidad que justo el reloj de la astrología sea el que nos pone a trabajar con sus tránsitos por nuestra vida, queramos o no queramos, y muchas veces nos toman por sorpresa y no sabemos que diantres pasó si estábamos tan tranquilos y de pronto vino el reto.

Los doce hijos de Jacob, eran un grupo de almas que vinieron a traer corrección al mundo, entonces ellos sabían que Yosef tenía que ser el canal para las generaciones de la prosperidad, de la redención, el que iba a permitir y salir de Egipto y traer y remover toda clase de desesperación, desde hambruna hasta carencias espirituales y entonces en su mente, los hermanos decidieron acelerar el proceso. 

En este mundo, puedes aprender con gusto o sufriendo. Siempre tienes que comprometerte en un proceso de merecimiento. A veces esperando a que el proceso madure y otras veces lanzándote a él para preparar el terreno.

La sabiduría que podemos pedir es tener ambas capacidades y el entendimiento de llevarlas con consciencia.

Shabbat Shalom

Prana Raquel Pascual
Basado en clase de Ruth Rosemberg 2015
Imagen
http://revistademisantojos.blogspot.mx/2015/10/origenes-signos-zodiaco.html


viernes, 8 de diciembre de 2017

El concepto "Misericordia"

Muchas veces habremos escuchado el término "Misericordia". Muy seguramente lo habrás oído en las distintas prácticas religiosas o espirituales.

Cuando llegas a estudiar Kabbalah, el concepto se re-significa --diría yo que cuantiosa-mente y para bien-- ya que no es ese tipo de "piedad" o de "benevolencia" de alguien hacia nosotros, o que podamos asociar a tener lástima por alguien en un proceso, ni dar caridad o limosna a nadie.

En realidad en Kabbalah lo entendemos como "El tiempo que nos da el universo para transformarnos antes de que se manifieste el juicio en nuestra vida".

Cuando lo digo así, me refiero a que se manifieste en nuestra vida como algo que nos hizo crecer y que no lo enfrentemos con caos, sino con un lapso razonable de tomar consciencia y hacer los cambios en nosotros mismos y en el proceso, que nos permitan ser tan distintos, que dicho juicio ya no pueda correspondernos.

Esto ya lo hemos comentado --pero no recientemente por lo que quiero volverlo a decir-- Karma no es un término kabbalístico, aunque para fines prácticos lo adoptemos para mencionar con un término más común para todos como  "el efecto ganado por alguna acción negativa".

Sabemos que el término aplicable en Kabbalah es hacer un Tikún, una corrección.

Si lo pensamos con más detalle corregir no es lo mismo que "pagar", ni tampoco es algo inevitable. 

No soy experta en el concepto karma, pero me parece que tampoco es implacable, pero en general y sin mayor refelxión, lo entendemos como si así fuera.

Por su parte, "hacer un tikún es equivalente en traducción a "hacer una corrección", una transformación  dentro de nosotros mismos

Comprender en donde hemos sido egoístas, desidiosos, ambiciosos al grado de la avaricia, antipáticos e indiferentes ante las necesidades de otros, cobardes etc. y modificamos de raíz hasta volvernos totalmente distintos a quien hizo dicha acción de "des-conexión". 

Si transformas a tiempo, no hay "cobrador" que pueda venir a saldar nada, porque ya no hay nada que recuperar. 

El Universo no es un sistema punitivo (de castigo) sino de crecimiento y si creces, cumples con el Plan Divino, solo hay revelación de Luz y plenitud. El Universo es más bien es un sistema basado en la Misericordia, para lo cual tenemos que despertar y abrir nuestros ojos a una visión más amplia del proceso humano.

¿Qué correcciones tienes que hacer tú? ¿En qué tienes que crecer para obtener la luz que se puede revelar en el proceso en que estás, y no el juicio?

Shabbat Shalom Querida Comunidad

Prana Raquel Pascual
Imagen: http://comercialtrocoli.com/content/plazos-de-entrega.html





jueves, 7 de diciembre de 2017

Estables por dentro.


Continuando con el estudio de Vayeshev:

Nos sigue contando Ariel que los sabios hicieron un libro de comentarios de las historias de la Biblia llamado el Midrash,  ahí, ellos explican que El Creador conoce nuestra consciencia, y que El Universo se relaciona con nosotros a partir de nuestros pensamientos.

Nos cuentan: Mientras los hermanos estaban ocupados vendiendo y odiando a Yosef y Yosef estaba ocupado con su proceso doloroso de haber sido vendido y Reuven estaba ocupado con su culpa y su tristeza, Jacob con su depresión y su dolor, Yehuda, ocupado casándose y teniendo hijos viendo que pasaba, mientras todos estaban ocupados en lo suyo, El Creador estaba Ocupado creando la Luz del Mesías o de la Redención Final: Tamar la viuda de los dos hijos tuvo relaciones con Yehuda, sin que el supiera que era ella, y de esa relación ilícita se cuenta que es del linaje del Rey David y de ahí el linaje de Jesús y de donde vendrá la energía de la redención final.

Para nosotros lo que significa es que cuando pasamos por oscuridad, solemos estar ocupadísimos con este proceso y esta des conexión, pero generalmente, mientras más grande es este dolor, el Universo está ocupado con algo totalmente diferente, es cuando El Creador está preparando la Luz de bendiciones más grande.

En el 1% (Realidad física) es dolor, pero en el 99% (Realidad Espiritual) se está preparando la vasija para la satisfacción más grande. Es importante adquirir esta consciencia de que los procesos de oscuridad son los que en otro nivel, preparan la Luz más grandiosa para ser revelada.

Vayeshev es asentarse, establecerse, ponerse cómodo. La idea se puede ver desde distintos puntos de vista: Una ley universal es que cuando una persona está triste se desconecta de la presencia de Di.os, de su ser perfecto, de lo que conocemos como la Shejiná. Esa conexión se rompe con la tristeza, solo se puede conectar con la realidad perfecta a través de la alegría.

Esta ley la obtenemos de Jacob quien ya habiendo logrado ser Israel, bajó nuevamente al ponerse tan triste, nuevamente bajó de su potencial a ser Jacob y perdió la visión amplia, la de la consciencia colectiva. Al sufrir, no podía ver que su hijo estaba en su proceso de subir de nivel, porque la tristeza le impedía ver.

La tristeza surge de ponerse cómodo, y en cambio, la alegría surge de cuando buscamos estar activos y creando.

Nosotros no queremos Vayeshev.

Rav Ashlag dice en las 10 Emanaciones Luminosas, que uno tiene que elegir, no puedo estar estático en ambos mundos: Si quiero estar en paz en el 99%, tengo que estar en el movimiento en el 1%, si quiero estar en paz y tranquilo en el 1% jamás voy a encontrar paz en el 99%, es decir, si quiero tener paz interior tengo que trabajar, dar, compartir, crear, moverme.

Esta semana queremos seguir en movimiento, superándonos porque mientras sigamos creando estaremos asentados por dentro, estables y armónicos dentro de nosotros mismos.

Feliz día Comunidad

Prana Raquel Pascual
Basado en clase de Vayeshev 2014
Imagen https://www.gianoliveira.com/crear-blog-con-wordpress.html








miércoles, 6 de diciembre de 2017

El poder de la autoestima

Estudiando la porción de Vayeshev escuché una clase de 2014 en la que Ariel contó una historia que no es generalmente la que tiene más prioridad para estudiarse en esta semana, y que sin embargo me pareció muy trascendental.

Sabemos que Yosef era el hijo consentido de Jacob. Era el hijo primogénito de Rachel y no solo eso, era el que tenía la misma naturaleza de su padre, recordemos que en el mundo del 99% ambos son carrozas de la Columna Central, uno de Tiferet y otro de Yesod.

Sin embargo, en la historia del 1%, la historia del texto, Yosef resultaba ser muy incómodo para los hermanos, ya que por ser el preferido, Jacob lo tenía supervisando el trabajo arduo que si hacían el resto de ellos. Yosef era el menor de todos y sin embargo era el que estaba revisando si trabajaban o no etc.

No solo eso, les contaba sus sueños en los que ellos se inclinaban frente a él...la verdad es que si parecía algo antipático, para ser honestos. :-)

Por ello en alguna ocasión que fueron a llevar los rebaños lejos, todos los hermanos conspiraron contra él, pensaron matarlo pero Reuben propuso no mancharse las manos de sangre y solo venderlo como esclavo. Yehuda fue quien llevó las ropas ensangrentadas a Jacob y le dijo que su hijo había muerto ...y después de eso vio que su papá no se recuperaba de la noticia, y no se recuperaba y no se recuperaba.

Yehuda entonces decidió irse a casar. Puede parecer extraño que en su momento más oscuro tomara una determinación como tal y sin embargo, la historia responde a que Yehuda se sintió tan mal de esta acción, tan culpable, sintió que había caído tan bajo, que pensó que ya no tenía esperanza alguna, y que quizás la única oportunidad para él, era tener hijos que tal vez, pudieran traer algo bueno a este Mundo, que revelaran algo.

Lamentablemente esto no fue así, tuvo dos hijos uno llamado Er, (Despertar), y después uno llamado Onan, pero ninguno de los dos fueron luminosos, por el contrario, fueron altamente negativos y ambos murieron pronto. Después tuvo un tercer hijo llamado Selá, que significa "una pregunta".

La lección de esta vivencia de Yehuda es que si de acuerdo a tu consciencia tu no tienes bendiciones, no estás conectado a la Luz, que no tienes esperanza, que caíste tan profundo y que jamás podrás salir de ahí, y ya no tienes conexión con la energía de la vida y estás sin solución ni valor alguno...aunque tuviera 100 hijos ninguno podrá estar conectado a la fuente de bendiciones.

Esto nos habla de el poder de un canal, tanto para lo positivo como para lo negativo. 

Yehuda se tenía en tan mal concepto a sí mismo que sus hijos tampoco pudieron revelar Luz, no pudo canalizarles nada bueno.

El canal, el conducto tiene que ser de vida. Si de acuerdo a tu consciencia no tienes el mérito, así será toda tu descendencia, nada que venga de ti tendrá valor, y con ello no solo nos referimos a hijos sino a todo lo que tu puedas manifestar en este mundo.

En el momento en que tu te tienes en tan bajo valor , que no eres suficiente, que eres negativo, malo y sin luz, sin apreciación por ti mismo, así se revelará todo lo que hagas.

¿Comprendes el mensaje? Me parece importante decirlo, por si andas adicto a tu baja auto estima y ya no quieres ni siquiera presentar batalla a esa enorme negatividad.

Selá, el nombre de este tercer hijo es: ¿Tengo esperanza aún? Por eso ese hijo se llamó así y la tuvo, y Selá si estuvo conectado a las bendiciones.

Cuando abrió su corazón, abrió la posibilidad de recuperar valía, (tikvá), en ese momento nació este hijo que no murió y que si estaba conectado con la vida.

En este mundo no podemos manifestar nada que no creamos de nosotros mismos. Si no tienes auto estoma o si la tienes, eso surge de ti manifestado en este Mundo.

¿Qué puedes aprender de este pasaje?

Te dejo reflexionando como me quedé yo misma al escucharlo. Me parece tremenda lección espiritual, espero tu también lo creas así.

Prana Raquel Pascual
Basado en clase de Vayeshev 2014 Centro de Kabbalah Internacional.
Imagen
https://lamenteesmaravillosa.com/aumentar-la-autoestima-en-1-mes/

martes, 5 de diciembre de 2017

Dificultad vs Caos


Tenemos que cambiar nuestro sistema de creencias, lo que nos hace felices es enfrentarnos a las dificultades, ojo, esto no es una recomendación de buscar adrede el caos, sino que muchas veces enfrentar situaciones difíciles (dificultades) es lo que realmente nos pone por encima del CAOS.

Un "reto /dificultad" y "el caos" no necesariamente es lo mismo, no son sinónimos: yo puedo estar teniendo que enfrentar una situación que me demanda crecer o que me va a exigir que enfrente un miedo, y eso no es necesariamente un caos, puede representar dificultad, pero no es algo descontrolado o fuera de mi alcance, es simplemente una situación que demanda más de mi, punto.

Caos es cuando hay desorden, cuando una circunstancia es errática y con temas no atendidos, problemas antiguos que debieron resolverse antes, o situaciones, decisiones que no tomamos, miedos que hemos dejado que se vuelvan terrores, conversaciones que no hemos enfrentado, cerillos que dejamos hacerse incendios.

Caos es cuando ya no hay opción, cuando se perdió esa oportunidad y ahora se tienen que enfrentar las cosas ya manifestadas en su totalidad y en donde como dice el dicho mexicano, "nos sale más caro el caldo que las albóndigas", es decir, la solución ya raya en lo absurdo, pero ya es la única viable...si es que aún la hay.

En esta porción se nos habla de una especie de retroceso de Jacob.

Después de que ya había sido nombrado Israel, se pone cómodo, deja de estar tan alerta al proceso y es entonces cuando pierde su inspiración divina cuando desaparece su hijo Yosef, y aún él teniendo tanta clarividencia no puede captar que su hijo seguía vivo y se permite entrar en una profunda depresión.

Por eso verás que se le vuelve a llamar Jacob. No se da cuenta que el proceso de su hijo tenía que ser ese para volverse el gran proveedor de la Tierra.

Así nos pasa a veces a nosotros, dejamos de ver las posibilidades, las opciones, nos volvemos reactivos a la situación y en vez de tomar el toro por los cuernos, le huimos.

¿Hay algo a lo que constantemente "le des la vuelta" por no enfrentar?

Hay muchos problemas que atendidos en ciernes serían hasta bonitas lecciones de nuestra capacidad de resolver problemas, pero dejándolos crecer son los demonios que nos roban la paz.

¿Que reflexionas de ti mismo con este respecto? ¿Estás frente a una dificultad que te pide crecer o ya estás en caos?

Feliz día Comunidad

Prana Raquel Pascual

Imagen http://sonrisasforever.es/tag/disfrutar/





domingo, 3 de diciembre de 2017

Sigue adelante


"No ves las cosas cuando estás cómodo, sino cuando estás incómodo."

Al principio de la porción de Vayeshev, vemos que Jacob buscaba descansar. Sentía que había terminado su trabajo espiritual. Después de todo, se había casado, tenía hijos de los que se originarían todas las naciones futuras. Había pasado por muchas pruebas difíciles y, aún más importante, al hacer todo esto manifestó la permanencia y la continuidad del mundo. 

¿Qué más tenía que hacer un hombre? Pero entonces, le arrebatan a su hijo Yosef. Este convirtió el momento de indiferencia o complacencia de Jacob.

En esta porción Yosef, el primogénito de Rachel, el más querido de Jacob es vendido por sus hermanos como esclavo y llevado a Egipto.

Mientras tengamos aliento de vida en nuestro cuerpo, tenemos trabajo por hacer. En los momentos en los que creemos que ya no nos queda nada por hacer, el Universo es obligado a mandarnos nuevos desafíos para que podamos continuar creciendo.

Podemos crecer de manera proactiva o de manera reactiva. Al elegir impulsarnos más, expandimos nuestra capacidad espiritual en medida proactiva. Por otro lado, si decidimos descansar convencidos de que ya "hemos hecho suficiente", podríamos terminar en una situación en la que seamos forzados a aprender algunas lecciones nuevas y a enfrentar nuevos obstáculos.

Esta ley es tanto bella como difícil, y ciertamente debe ser repetida una y otra vez. El crecimiento espiritual es inevitable. La manera de crecer depende de nosotros.

¿Piensas que por que viene la vacación y el tiempo de descanso en el año el trabajo espiritual cesa?     .... No.  :-)

La mejor manera es encontrar cómo seguir trabajando proactivamente, no esperar a que llegue la llamada de atención desde afuera.

Como dice el poeta Robert Frost: "En dos palabras puedo resumir cuanto he aprendido acerca de la vida:

"SIGUE ADELANTE."

Feliz domingo Comunidad

Prana Raquel Pascual
Basado en clase de 2007 Vayeshev Centro de Kabbalah Ciudad de México
Imagen https://www.loa.org/writers/271-robert-frost

sábado, 2 de diciembre de 2017

¿Porqué me preguntas mi nombre?


Vayishlach nos habla de una guerra, la más importante de todas que es la guerra de la consciencia.

Vivir en la inconsciencia puede parecer --a veces-- mucho más confortable, pero...no cometas ese error: Nunca el "no darse cuenta" de lo que de verdad está moviendo tu propia vida será más valioso que saberlo.

Cuando Jacob terminó su lucha con el Ángel al amanecer, no le permitió irse sin que le diera una bendición y también sin preguntar al Ángel su nombre.

Como bendición, El Ángel le dijo que a partir de entonces ya no sería llamado Jacob, sino Israel, que es el nombre que comprende toda la consciencia de las cabezas o patriarcas I (Iacov e Isaac) S (Sarah) R (Rivka, Rachel) A (Abraham) E, L (Leah).

¿Pero qué respondió el Ángel cuando se le preguntó su nombre?

Respondió "¿Porqué me preguntas mi nombre?"

La respuesta puede parecer un tanto frustrante, sin embargo no era falsa, realmente se llamaba así, ya que la esencia de cuando sabes los porqués, cuando sabes cual es el sentimiento y emoción detrás de la situación, cuando sabes cómo se llama lo que te aqueja, cuando sabes la causa de tus efectos, o cuando sabes lo que realmente quieres o lo que necesitas, entonces puedes realmente enfocarte a entenderlo, a solucionarlo a saciarlo, a ser dueño de tu realidad y cómo la vas a vivir.

Cuando no tenemos eso claro, lo habitual es sentirnos ajenos a poder hacernos cargo de la responsabilidad, nos sentimos resultado de los factores, víctimas o indefensos ante un mundo que nos avasalla.

¿Cómo se llama tu reto?

Encuentra esa esencia y asume tu poder.

Shabbat Shalom
Prana Raquel Pascual
Basado en sabiduría compartida por El Centro de Kabbalah


Imagen https://www.everstring.com/blog/abm-signals-rise-sdr/


viernes, 1 de diciembre de 2017

Pelear con un Ángel

La historia de esta semana habla de toda la preparación de Jacob hizo para encontrarse con su hermano Esaú con quien no había tenido contacto en muchos años. 


En el camino de encontrarse con sus hermano pasa por un proceso de:

"quiero encontrar paz" "¿Cuál es el proceso de estar por arriba de esto?" "¿Cuál es mi oportunidad en esta situación?" 

¿Has tenido situaciones así, en las que sabes que tienes que enfrentar algo que sabes que no puedes darle la vuelta so pena de quedarte atascado en tu proceso, pero que sin embargo es muy difícil de sobre pasar?

En el proceso de ir a encontrarse con Esaú, Jacob tuvo una pelea --una clase de confrontación-- con un Ángel.

Una pelea con un Ángel es algo realmente relevante que pensamos que  solo pasa en la Biblia, sin embargo no está nada alejado de nuestra realidad: Este Ángel son nuestros pensamientos que llegan a nosotros, a nuestras mentes y que no sabemos bien como lidiar con ellos, y te provocan noches de insomnio y de estar realmente en una batalla entre las posibilidades y los miedos.

Jacob salió victorioso ese amanecer, y su nombre tuvo el mérito de cambiar a Israel porque subió de nivel espiritual.

Sabemos que Israel es el nombre código para todas las personas comprometidas con el concepto espiritual de mente sobre materia.

Nos explica nuestra maestra Ruth Rosemberg al respecto, algo que es importantísimo que comprendamos acerca del conocido concepto "restricción".

Cuando llegas a un momento físico de "hacer restricción", generalmente, ya es tarde. la restricción tiene que ser lograda primero en nuestras tres séfiras superiores Keter, Jojmá Binah, En la vida práctica, ¿Como se ve eso? Esos niveles están...¡En nuestra mente!¡En nuestra cabeza!

Cuando luchas con una idea y la logras vencer con verdadera restricción que es una comprensión amplia, la acción ya es lo de menos, ya puedes hacerla con convicción, de lo contrario sale una acción demasiado mecánica ...demasiado enfocada hacia el efecto, no hacia la causa.

"No grites" o "no pelees", pueden ser acciones en el mundo físico, pero en realidad, antes de manifestarse, son "una creencia", "una idea", "un concepto", "un prejuicio" en nuestra cabeza. Cuando logras decodificar porque una situación no es de pelea porque la entiendes en un plan más alto, entonces el impulso de actuar con reactividad ni siquiera es necesario porque lo entiendes desde un nivel más alto, Te elevas.

¿Comprendes a qué se refiere luchar con un Ángel?

¿Con que ángel estás luchando ahora y cómo "elevar" la comprensión de lo que sucede para que lo puedas resolver en tu entendimiento, antes que tratar de solucionarlo en el mundo de la materia?

¿Interesante no? ¿Cómo aplicas esto a tu vida cotidiana?

Shabbat Shalom cuando el día finalmente alcance a la noche.

Prana Raquel Pascual
Basado en clase de Ruth Rosemberg 2010 Vayislach.
Imagen Detalle de Gustave Doré Jacob luchando con el Ángel













miércoles, 29 de noviembre de 2017

Ofrecer algo a cambio

En la porción de Vayishlach, se nos habla de como lidiar con El Satán, y esto es, darle un pedazo, una porción de luz, llámese, dinero, tiempo, satisfacción.

Siempre hay que atender a la parte de materialidad que tiene la situación. Es cierto, todo lo debemos afrontar con espiritualidad, con certeza, pero también atendiendo los aspectos físicos.

"Jacob ofreció tributo a Esaú enviándole una gran porción de sus rebaños."

Esta es una lección difícil de comprender pero si observamos con detenimiento, todos los procesos que salen bien, llevan esa peculiaridad: dar algo a cambio.

Dice el Rav, que algo bueno viene de la luz, pero algo "perfecto" no viene de la Luz.

No puede ser perfecto tiene que haber algo que me incomode en el proceso para que sea correcto, porque hay que darle un pedazo al Satán, si no me quedo "sin el pan y sin el pedazo".

El Lado Negativo siempre toma una parte de lo que hacemos, no importa qué. Si nos resistimos a ese proceso le hacemos posible al Satán que tome todavía más o incluso todo.

Este es el concepto del diezmo. Tu das voluntariamente el diezmo sabiendo que esta es la parte que corresponde a Maljut (una décima parte del total, una de las diez séfiras), a la materia, a que el sistema funcione nuevamente, si no lo quieres dar, seguramente lo verás ir en una pérdida que no estabas esperando y quizás en una proporción mayor que cuando lo das voluntariamente.

¿Ejemplos? Un trabajo puede demandar tolerancia a la frustración en algún momento para después brillar en satisfacción, quizás demandará paciencia, quizás demandará no ganar mucho de inmediato y sin embargo con ello abrir puertas, establecer buenas relaciones, darnos tiempo de aprender algo, ganarnos el aprecio o demostrar que nos importa el bien en la situación y no solo sacar algo de ella.

Observa donde estás demasiado ansioso por ganar todo y ganar rápido sin dar nada a cambio. 

Quizás tengas que invertir más de tu cuidado, tiempo, esfuerzo o incluso de tu dinero para que el sistema se eche a andar. No todo es recibir y al contrario, si tu no das, no estás acreditado para recibir con mérito y sin deuda.

Reflexiona como aplicarlo a u vida.

Prana Raquel Pascual

Basado en la Biblia Kabbalista y sabiduría compartida en el Centro de Kabbalah
Imagen encontrada en http://haypazcondios.blogspot.mx/2016/10/mayordomia-financiera.html


lunes, 27 de noviembre de 2017

Si quieres paz


Hay una frase acuñada en Roma por Flavio Vegecio Renato, y después utilizada por Sir Winston Churchill por obvias razones ya que le tocaron las dos guerras mundiales en su periodo vital: 

"Si quieres paz, prepárate para la guerra".

¿Qué quiere decir esta paradoja?

“Así pues, el que desee la paz, que se prepare para la guerra. Quien quiera conseguir la victoria, que entrene a sus soldados con diligencia. Quien aspire al éxito que luche con estrategia, y no lo deje al azar. Nadie se atreve a provocar u ofender a quien ve como superior en el combate.” (De re militari)

Flavio Vegecio indica la importancia de una buena defensa para evitar la guerra, ya que, de esta forma, la iniciativa de la acción de atacar o no atacar queda en manos del que tiene la defensa más fuerte.

Esta porción de la Biblia habla de algo similar.

Jacob toda su vida se salió de su zona de confort haciendo restricción, siempre hizo esfuerzos extra para crear ejércitos de Ángeles. Trabajó por años en un lugar lleno de retos con su tío Labán, amo de magos y estafadores y lo superó, esperó a que estuvieran completas las doce tribus, sus doce hijos etc.

La batalla no se gana en el momento sino con los ejércitos de Ángeles que se generan con nuestra restricción para enfrentar nuestra propia reactividad.

A veces en conversaciones con mis clientes, compañeros de camino o pacientes, noto claramente que la restricción no es un acto de voluntad de un solo día.

 Si quieres ser capaz de hacer restricción cuando es realmente más importante, tienes que practicar como quien entrena diariamente para una competencia. No puedes ser laxo y permisivo todos los días y pensar que cuando llegue realmente la necesidad estarás listo. Estarás listo conforme lo hagas diario, entonces tu podrás modular el tipo de guerra con tu propio Satán.

¿Tienes que ejercitar tu fuerza de voluntad para comer con mesura, para dominar algún otro tipo de co-dependencia, para enfrentar algo que temes, para perseguir un objetivo ambicioso etc? Eso solo se logra si diariamente y con disciplina te pones la tarea de hacer restricción...ahí tu puedes elegir la paz o que tu seas claramente más fuerte en el momento de demanda.

"Si quieres paz, prepárate para la guerra".

Te dejo reflexionando al respecto. 

Prana Raquel Pascual

Basado en sabiduría compartida por El Centro de Kabbalah
Acerca de la frase:
https://www.significados.com/si-quieres-la-paz-preparate-para-la-guerra/
Imagen http://moonmentum.com/blog/archivo/multimedia/sir-winston-churchill/

domingo, 26 de noviembre de 2017

Cerrar ciclos

Estamos recorriendo la porción de Vayislach, muy interesante porque después de años de estar en casa de Labán, Jacob sabe que tiene que solucionar la distancia con su hermano Esaú, quien desde el evento de la bendición de la primogenitura quería acabar con él.

Jacob, para ser una persona completa, no  puede mantener eternamente esa separación con su hermano, así que no espera a que él llegue y en cambio, sale el primero a su encuentro.

En realidad, muchos de nosotros podemos tenemos asuntos inconclusos (este término es común en la psicoterapia Gestalt) que drenan nuestra energía. Muchas veces, tratamos de ignorarlos, de ponerlos por debajo de la alfombra, pero esos temas son los que en alguna vuelta de la vida pueden "brincarnos" por sorpresa después de creer que los estábamos manteniendo a raya.

Cuando estudias astrología es claro, especialmente con algunos planetas como Saturno, que lo que no resuelves en su oportunidad, en su avance irá volviendo para "cobrar" saldos no cubiertos, y conforme más lo trates de ignorar, más fuerte será el cobro poniéndote pruebas en las que el "nivel" que pudiste atender en 1, irá subiendo , 2, 3, 4...10 

¿Tienes algún pendiente que no has atendido en cuanto a alguna relación(es) con tu familia, con tu salud, en el trabajo, con tus finanzas, con tu propia auto-estima, con tu preparación para la vida etc. etc. etc. en que estés procrastinando?

Esta semana es un buen recordatorio de que hay que atender ese tipo de pendientes para evitar que nos surjan como un caos al que le hemos estado dando la vuelta.

¿Dónde no has crecido, dónde no has tomado las decisiones que se necesitaban, dónde no has puesto orden?

Te dejo reflexionando y sugiero que no sigas engañándote a ti mismo, esta vida funciona como ciclos, y eventualmente, todo lo no resuelto regresa a saldar cuentas.

Feliz domingo Comunidad

Prana Raquel Pascual

Basado en sabiduría compartida por el Centro de Kabbalah Internacional
Imagen http://libremente.co/old/index.php/111-la-importancia-de-cerrar-ciclos