martes, 27 de abril de 2010

Sobre la letra PEI y la porción de la semana

Hola Comunidad del Blog,

Hoy no ha llegado aún la afinación de Yehuda, seguro más tarde la tendremos, pero ya que esta es la hora que teno posibilidades de escribir, quiero contarles algo de la porción que estamos recorriendo y algo sobre la letra Pei que es de las dos letras del mes de Tauro, ya que como todas las letras hebreas tiene muchísima sabiduría y significado en sí misma, y vale la pena conocer un poco más de ella para saber que es lo que nos puede ayudar a trabajar.


La porción que vamos recorriendo se llama Emor. Recuerda que esta energía comienza el sábado en la noche, cuando acaba Shabbat y dura siete días en los cuales vamos viviendo, conscientes o no, las lecciones de esa porción de la Torah.


Emor quiere decir "Hablar" y por tanto trata acerca de las cosas que debemos y cosas que NO debemos decir. El como desempeñámos una acción es incluso más importante que la acción en sí misma, y la boca suele estar muy involucrada en ese proceso. Podemos usar el poder de esta porción para hablar con la verdad.


La pei es la decimoséptima letra del alef-bet, el valor numérico de la palabra hebrea tov, "bien" o "bueno"


Una boca que contiene un diente. El espacio en blanco dentro de la pei forma una bet escondida.


Más que ninguna otra letra, la Pei significa el poder del habla humana. Es la primera letra para decir la palabra boca en hebreo "Peh"


Visualmente también asemeja una serpiente, que sin embargo en su interior forma la letra Bet que es con la que se escribe la palabra Brajá, Bendición, por tanto siempre dentro de lo que parece malo, hay una bendición escondida.


Pei, presenta dos mensajes , en el aspecto positivo connota que debemos buscar proveer de palabras alegres y de apoyo los unos a los otros. Al mismo tiempo, Pei significa el valor del silencio, de saber cuando no hablar.


Pei inicia las palabras hebreas hoyo o apertura (poht) y puerta de entrada (ptach) simbolizando que nuestra palabra nos permite entrar a nuevos dominios de experiencia.


Nunca debemos subestimar la tremenda fuerza inherente en la comunicación humana.


Algunos consejos que aparecen en el libro Pikey Avoth (Ética para Padres) entre muchas sugerencias da el consejo "una persona sabia no habla antes que uno que es superior en sabiduría, no interrumpe las palabras de un compañero, no es se apresura ni se precipita para responder, hace preguntas de acuerdo al tema y da respuestas al punto, contesta lo primero a lo primero y lo último a lo último, y cuando no escucha dice "No entendí" y admite la verdad.


Lo que quiero transmitirte hoy y siempre, es el poder de la palabra. Una palabra nos eleva y otra nos hace caer.


Se muy observante de tus palabras de cuando es necesario y oportuno hablar y cuando es más sabio el silencio.


Aquí algo para reflexionar mientras llega nuestro Maestro Yehudá.


Prana Pascual
Ayer por la noche comenzó el vigésimo octavo día del Omer. Hoy al caer el sol, empieza el 29vo. Cuarta semana, Malchut de Netzaj. (Nobleza en Persistencia)
Info de La Biblia Kabbalística y de The Kabbalah Deck (Chronicle Books)

3 comentarios:

Arte Marga Grigera dijo...

no quede este espacio sin comentarios.......... la palabra es la ´dicha´ la palabra no dicha es la ´desdicha´........
acá va un bello poema de este cubano, escuchada en el final de la película ´Hombre en llamas´
Una palabra
Carlos Varela.

Una palabra no dice nada
y al mismo tiempo lo esconde todo
igual que el viento que esconde el agua
como las flores que esconde el lodo.

Una mirada no dice nada
y al mismo tiempo lo dice todo
como la lluvia sobre tu cara
o el viejo mapa de algún tesoro.

Una verdad no dice nada
y al mismo tiempo lo esconde todo
como una hoguera que no se apaga
como una piedra que nace polvo.

Si un día me faltas no seré nada
y al mismo tiempo lo seré todo
porque en tus ojos están mis alas
y está la orilla donde me ahogo,
porque en tus ojos están mis alas
y está la orilla donde me ahogo

Anónimo dijo...

Muy bello Marga, te mando un abrazo
Prana =)

Anónimo dijo...

Un silencio, puede mas que mil palabras. Gracias Prana