viernes, 17 de abril de 2009

Abril, 17, 2009. Tu misión especial

VIERNES 17 DE ABRIL DE 2009
Día a día, debes estar en contacto constante con tu misión, ese trabajo en este mundo que sólo tú puedes hacer. Y al mismo tiempo debes apreciar el hecho de que hay un universo en el que no existes; no para tu familia, no para tus amigos, no para tu misión.

Es una paradoja: darte cuenta cuán especial eres y sin embargo también saber que las enormes bendiciones con las que cuentas en la vida pueden desaparecer en cualquier segundo.
Hoy, pide ayuda para encontrar tu misión especial.


Yehuda Berg
___________________________________________
El Diario de ayer me removió como ha sido este tema mio con la misión desde que era chica. Ayer, conversaba con una persona muy querida que cuando eres niño es cuando te puedes asomar a la caja de herramientas de una persona en estado más puro. A los sueños en semilla que tiene y también a los recursos que vas cubriendo despues con ese cortinaje que en Kabbalah se denomina klipot (Cáscaras).

Como les he comentado yo viajaba en ideas como "yo quiero salir en la enciclopedia" y veía las fotos de las personas que aparecían y me preguntaba cómo le habían hecho para llegar hasta ahí y si de verdad habrian planeado salir en ese libro y volverse famosas, y hacer algo lo suficientemente especial como para tener ese honor...o deshonor, porque no sólo salen los que han hecho las acciones más luminosas --pero seguramente sí-- salen todos los que han cumplido una misión.

Me recuerdo una niña valiente lo cual no necesariamente es igualito ahora,. Es raro porque siento muchos más miedos en este momento que antes cuando se supone que tendría más recursos a mi alcance para manejar las cosas, pero sin embargo sigo sintiendo ese mismo resorte que dice "si se tiene que hacer, se tiene que hacer" y me metía al cuarto oscuro, me aguantaba los nervios y caminaba hasta donde estaba el apagador para encender las luces.

Por supuesto como tantos, he tenido el sueño de ser una especie de redentora ja ja me di cuenta cuando nuestro maestro Río un dia comentaba "ja ja ja cuando llegas a Kabbalah te encuentras mucha gente que quiere salvar al mundo...¡Y bueno a cada uno de esos nos mandan a la fila! ja ja ja." . Así me di cuenta que mi idea de "¿Porque Jesus fué Cristo y no yo?" "¿Porqué el era el hijo de D-os y yo no?" "¿Qué hizo el para serlo si también lo mandaron humano?" Disculpen la herejia para los católicos... era yo una NIÑA =) quizás no sabía lo que decía...¡¡¡O quizás si!!!

Jesus es un ser entrañable para mi, pero por supuesto ahora más porque claramente creo que era un kabbalista. Y creo que el como los demás kabbalistas siempre supo que TODOS somos hijos de D-os y nos lo trató de hacer saber y de inspirarnos a revelar el Reino (que por cierto, he descubierto estudiando Kabbalah que la sefirot que llamamos Maljut, también es conocida como "El Reino").

Ya ahora no pienso ni en la enciclopedia ni en ser la redentora, pero si ser alguien útil para los demás. Ser alguien que si tiene la oportunidad no la pierda y más bien lo que pido ahora es ver claramente esas oportunidades y no huirles cual coyona que puedo ser, para ir tocando cuantas vidas se puedan para que con el esfuerzo uno a uno traigamos esa redención que en algún lugar todos sabemos que anhelamos.

Kabbalah nos dice que nuestra misión como humanidad es traer al Mesías, pero el Mesías no en la idea de que es una sóla persona en especial que nos va a salvar, sino el despertar de la conciencia colectiva para revelar la Luz en este mundo traducida a paz, abundancia, dignidad humana y amor al prójimo.

Unete para que traigamos el estado de Mesías. Esa es nuestra verdadera misión en común. Ninguno puede solo...SOMOS UNO. Suma tu conciencia a Mesias.

Hoy por la noche con las primeras tres estrellas en el firmamento ¡¡Shabat Shalom!!
Con cariño,
Prana Pascual

1 comentario:

hmg dijo...

Hoy al leerte me haces viajar muchos años atras y recordar tantas cosas que... eso no es importante. Yo también tenía miedo pero a esa edad lo que no tenía era conciencia de mis actos mas de una vez termine con un brazo roto y muhas más con la nariz, hoy sigo teniendo miedos y la diferencia es que ahora yo selecciono cuando vale la pena romper mi brazo, creo que el miedo nunca se quita pero el valor lo sobrepasa.
sonrie mucho Prana, pero sobre todo manten ese brillo que hoy tienen tus ojos