viernes, 9 de agosto de 2013

Viernes, 9 de agosto de 2013 El juego de la culpa

Viernes, 9 de agosto de 2013 

La culpa es un arma de negatividad. Nos mantiene encerrados en nuestra ira y evita que sigamos hacia adelante.

Simplemente deja ir.

Incluso si estás en lo correcto, no vale la pena lo que te pierdes.

Yehuda Berg
___________________
Viernes 9 de agosto
Llama a un buen amigo y pregúntale qué piensa de ti y qué piensa que puedes mejorar. No
importa qué tan dura sea su respuesta, agradécele su honestidad.
___________________
 
LKS
Capítulo cinco
Elección

Estamos empezando tener un entendimiento más claro de qué es lo que genuinamente queremos, y como traer plenitud duradera y significativa a nuestras vidas.

Si no has hecho los ejercicios, por favor regresa y hazlos, recuerda que no hay atajos en el sistema.

Recuerda que uno de los principios es el merecimiento.

Una vez que tenemos comprendido este concepto, ahora vamos hablar de elección.

¿Sabes que cada vez tenemos la oportunidad y la responsabilidad de crear nuestra propia realidad? Sí, nuestra realidad es totalmente determinada por las elecciones que hacemos.

Causa y efecto
Cuando venimos este mundo como recién nacidos, no hacemos ninguna elección. Como un niño, nuestras elecciones continúan ilimitadas. Como adolescentes, aunque nos rebelamos contra nuestros padres, seguimos sus instrucciones porque no queremos ser cortados de la familia. Dentro de este marco, estamos jugando un rol muy pequeño en la creación de nuestra propia experiencia.

Esto es lo que quiere nuestro oponente, Satán, quiere que seamos "reactivos hacia" y no creadores de nuestras propias experiencias de vida. Cuando crecemos somos muy influenciados por el medio tal como por la televisión, la publicidad, las noticias, etcétera. Todo lo que hacemos es una reacción hacia algo. Hacemos lo que se esperado en vez de tomar elecciones.

Es hasta que empezamos enfrentar mucho caos que nos preguntamos ¿De qué trata esto? Frecuentemente la gente llega a la espiritualidad cuando ya no pueden más con el caos y el sufrimiento.

Plantando semillas

¿Te has encontrado a ti mismo diciendo: tú me hiciste enojar, no puedo creer lo que me hiciste, me hiciste ponerme triste. Como un niño que todavía está aprendiendo su manera de pensar en la escuela, Esta noción entera de "tú me hiciste algo a mí". Si yo digo que tú me hiciste algo lo que estoy diciendo es que tú eres la causa y yo soy el efecto. Estoy diciendo que no tengo control sobre mi realidad y que la vida "me está pasando". Entonces estoy desconectado de la plenitud.

Tenemos que entender que nada nos pasa de repente.

Como nos dicen los kabbalistas, la ley universal se asegura de que todo lo que nos ocurre o se manifiesta en esta vida, sea causado por algo.
Y así, para cada árbol hay una semilla que creció. El que no podamos ver las semillas de un árbol no quiere decir que no existen. ¿Puedo levantar una taza sin que haya habido una orden de mi cerebro para hacerlo? No no es posible.

El problema es que en la vida es que mal interpretamos nuestras circunstancias como si no tuvieran una causa porque no podemos ver la semilla original.
¿Y qué hay con respecto a los accidentes? Los accidentes que parecen pasar al azar, pero aún los accidentes tienen una causa. Pero cuando nos quedamos estancados en la realidad del 1%, no podemos ver como A causa B. No podemos ver como nuestro egoísmo, como nuestro enojo están causando caos en nuestra vida. No vemos las semillas que plantamos

Imagínate cada vez que nos enojamos porque chismeamos, cada vez que actuamos negativamente, hubiera una mano gigante que nos pegara, o piensa una rata en un laboratorio científico Que cada vez que quiere morder el queso recibe un choque eléctrico. Muy pronto la rata entiende que está pasando. Pero como nosotros no nos aparece esa mano, pensamos que no pasa nada con nuestras acciones negativas y es ahí donde se nos genera un gran punto ciego.

De acuerdo a la Kabbalah, una de las cosas más negativas que podemos hacer es causar a otra persona humillación. Nosotros le llamamos "derramamiento de sangre". No es que sea literalmente sangre, sino que sucede cuando traemos sangre a la cara de una persona por avergonzarlo, cuando causamos a alguien pena y humillación. Esta es una de las cosas más negativas que podemos hacer. Una vez que hemos hecho no podemos ya solucionarlo, y eventualmente el precio tiene que ser pagado.

Hay una causa y un efecto, pero en la ausencia de esa gran mano que nos pegue para ver el efecto inmediatamente, nos puede tomar algunos meses, o puede mantenerse en nivel semilla, debajo de la superficie, sin detectar por años y años. Así como parte de nuestro trabajo de excavación, nuestro propósito es encontrar la causa real a nuestro caos, la verdadera causa de nuestro conflicto, y sacarlo de raíz desde el nivel de la semilla.

El Ego

El oponente, Satán, quiere que nos quedemos en el modo efecto. El no quiere que nosotros seamos la causa. Si nosotros nos volvemos la causa, nos conectamos al 99%, y el Satán pierde su trabajo. Así que la creado el ego para mantenernos en el modo efecto, porque el ego es todo acerca de "mí mismo", Todo es acerca de mí. Y "mi", es el efecto. Cuando nuestro Oponente nos tiene modo efecto, estamos a su merced y en nada que podamos hacer. La única manera que podemos lograr el cambio nuestra vida es mediante elevarnos al nivel de causa y dejar de ser el efecto.

En otras palabras, el efecto es el 1% y la causa es el 99%. El 1% manda mensajes que incitan al caos, conflicto y egoísmo. Es como si fueran dos radiodifusoras mandando los diferentes mensajes. El mensaje que recibimos de la luz es que nos volvamos causa, que tenemos responsabilidad que nos hagamos cargo, que compartamos y que seamos activos. Si, hacer esto requerirá esfuerzo, requerirá merecimiento.
Alternativamente, en la estación de radio que viene del oponente estará mucho mejor sintonizada con lo que no se es cómodo. Es fácil de escuchar este canal. Se oye de esta manera "deja que cambien los otros", "ellos son los que están mal", "ellos pierdan", "¿Por qué debo de hacer algo por alguien?, ¿Por qué debo perdonarte? ¿Por qué debo compartir contigo?, ¿Por que debo abrir mi corazón contigo?

Esta estación me hace seguir culpando a Di-os, a otra gente de las injusticias del mundo de mi falta de plenitud. Me lanza a estar esperando que algo bueno aparezca en mi camino sin poner ningún esfuerzo al respecto.

Una de las grandes trucos del oponente es reforzar la noción de que las cosas pasan al azar, la idea de que el mundo no tiene ningún orden. Es lo que los Kabbalistas llaman "el síndrome del de repente" Lo cual simplemente no es posible dadas las leyes del universo. El oponente siempre va a tratar de que creamos que no existe. Y el Satán no es ese señor rojo con cuernos, estamos hablando de nuestro ego. De nuestros puntos Ciegos. De la parte que se esconde por debajo de la superficie.

Sólo porque no veo algo no quiere decir que no existe. Éste es el gran juego que juega el ego. "Si no reconozco mi egoísmo, entonces no soy egoísta". "Si no veo la razón por la que cause tu dolor, entonces tu dolor no existe, lo que pasa es que tú eres demasiado sensible".

Por ejemplo la gente del signo Cáncer son muy sensibles y tienen tendencia fácil a deprimirse a sentirse heridos. Como llevas esa característica a una forma proactiva? Siendo sensible hacia los demás. Así te vuelves la causa no el efecto. Es decir me vuelvo más sensible en cómo estoy afectando a otros. En lugar de culparte de que me estás dañando, me puedo asegurar de que yo no te dañe. En esta manera nosotros tomamos algo de potencial negativo y volvemos en algo que es benéfico para otros.

Una de las piedras fundamentales por los que pensamos que el ego, es parte de nosotros. Pensamos cómo puedo remover mi egoísmo? Pensamos "Esto es parte de quién soy" Ésta es una creencia limitante que nos previene de entrar en contacto con quien nosotros somos realmente. Usamos el egoísmo como una capa que nos previene de ver la luz que tenemos para ofrecer.

Frecuentemente cuando la gente llega por primera vez a Kábbalah, se preocupa ya que piensan que si cambian ese aspecto de sí mismos, va a cambiar su esencia. Pero esta actitud es justamente la que detiene de lograr el verdadero potencial, Esta actitud es la que te está deteniendo es la caja de cartón que contiene tus verdaderos dones. Nos envolvemos a nosotros mismos en muchas capas que pensamos que son quienes de verdad somos. Pero no es verdad. Tu egoísmo, tus miedos, tus limitaciones e inseguridades no son "tu mismo". Solamente es el oponente tratando convencerte de que ser esto ¡Eres tu! Al mismo tiempo trata de persuadirte que él no existe. La Kabbalah te ayuda a quitar esas capas y remover la máscara del oponente.

Piensa por ejemplo en alguien muy introspectivo, amable modesto y respetuoso. Pero puedes sorprenderte de descubrir que detrás de esa callada introspección se puede estar escondiendo un gran ego.
¿Cómo pensar que una persona tan tímida tenga tanto ego? Pensamos que las personas arrogantes son las que tienen un gran ego. Pero piénsalo, mientras estoy ocupado siendo tímido y autoconsciente ¿Que es lo que realmente te obsesiona? TU mismo. ¿Qué es lo que piensas acerca de mí? ¿Te gusto? ¿Te vas a reír de mí? Cuando nosotros nos enfocamos en nosotros mismos, por definición es nuestro ego que nos mantiene mirándonos a nosotros mismos.

La vasija
Tenemos una inmensa cantidad de luz para compartir, y compartimos luz cuando removemos nuestras máscaras y nos volvemos la persona que realmente podemos ser. Para hacer esto necesitamos un plan de acción. Para ir una batalla no vas sin planear como la vas a ganar. Debemos tener una estrategia. Necesitamos estar preparados. Por eso no sirven las herramientas de la Kábbalah.

Es como la historia del papá que le regaló al hijo un rompecabezas ya hecho. No vio que la diversión está justamente en armario. Es es el trabajo de la vasija. Desarrollar un plan para decidir qué pieza vamos a utilizar primero

En Kabbalah el término vasija es muy importante. En cierto sentido todos somos vasijas, y nuestro propósito es ser llenados con luz. Una vasija es un contenedor y esa vasija puede ser limitada o puede ser muy grande. Como las piezas de nuestro rompecabezas, algunas son grandes y otras pueden ser pequeñas. Todos tenemos dos ojos, una nariz, una boca, estamos hechos del mismo material, todos tenemos un alma, todos tenemos la Luz dentro de nosotros, la cual estamos aprendiendo a accesar. Entonces ¿Cuál es la diferencia entre la gente? O por ponerlo de una manera diferente ¿Cual es la diferencia en las vasijas? ¿Cual es la diferencia entre Donald Trump que quiere comprar toda la ciudad y el tipo que es feliz viviendo en una cuartito pequeño de su apartamento? ¿Es uno mejor que el otro? No, simplemente uno tiene un deseo más grande, y el otro tiene un deseo más pequeño que puede ser satisfecho fácilmente.

Una de las de los principios universales es que la luz de la plenitud solamente puede influir en nuestra vasija si tenemos el deseo primero. Una vez más, no hay coerción. Primero tenemos que crear nuestra vasija mediante tener deseo.
Recuerda, mientras más grande la olla, más grande tiene que ser la tapa que necesitas ponerle arriba. A más necesidad o deseo de recibir, mas grande debe ser la necesidad de restringir la avaricia potencial.

Para volverse la causa, necesitamos saber que estamos haciendo una elección. Una vez que estamos eligiendo podemos tomar la responsabilidad. Una vez que tomo una elección, nada me está pasando a mí, sino que pasa por mí. Pero frecuentemente no sabemos que estamos haciendo elecciones. La lección más importante que podemos tener de este capítulo es que nosotros hacemos elecciones. De ahora en adelante nuestra vida puede ser diferente. Las cosas que nos han traído hasta el problema antes ahora pueden llevarnos a la felicidad.

Causa efecto
Esto toma un cambio de percepción. Yo elijo ser la causa no el efecto. Yo elijo ser una vasija fuerte; yo elijo ser como la luz. Si yo elijo mantenerme como el efecto, la vida puede continuar siendo un desorden. Cuando vivimos nuestra vida en el 1%, el efecto va hacer caos, garantizado.
Lo que conseguimos a cambio es el confort. 
El volvernos como el 99% nos va tomar un cierto tiempo. Esto es porque cuando empezamos a movernos hacia el modo causa, a acercarnos hacia la luz, estamos caminando hacia un territorio desconocido. Si, nos sentimos más reales, si se siente mejor, si se siente más plenitud pero empieza a traer algunas cosas incómodas.

Una vez que fui a un concierto con mi esposa ella estaba empezando apenas su embarazo. Mientras yo estaba disfrutando, de pronto me di cuenta que ya estaba pasando muy mal rato, ella estaba solamente por que yo estaba contento, ella estaba haciendo incondicional y no estaba pensando en sí misma. Y fue ahí donde empecé a pensar yo con quien era incondicional? Como son las relaciones? Con quien tengo yo esta actitud de estar sin pensar en mí?  En ese momento todas mis relaciones me quedaron claras.

Trabajo de Luz (Light Work / Tarea)
Toma un papel y escribe el nombre de cada persona significativa en tu vida. Entonces pregúntate lo siguiente:? ¿Ellos pertenecen a mi vida? Si la respuesta es si ¿Por que? Si no pertenecen ¿ Por qué están ahí? ¿Es tiempo de tener una conversación con ellos? ¿Es tiempo de removerlos de mi película? Empieza a repensar a re-escoger a la gente que tienes alrededor de ti.

Hacer esto fue una experiencia asombrosa para mi
Una vez que inserte esto en mi vida de una manera regular, pienso en esto frecuentemente, y creo que todos necesitamos hacerlo. La pregunta se vuelve
¿Hacia dónde voy? Pero aún más importante ¿Quién va conmigo?

Si tu vida es como un barco ¿quien quieres que vaya en ese barco contigo?

Gente que te apoye. Gente que te ayude a ser la causa. Gente que te ayude a vivir en el 99%. La gente que te vuelve loco no pertenece ahí aunque te están empujando a cambiar un aspecto de tu naturaleza. Y nosotros no pertenecemos a la vida de alguien si lo único que estamos haciendo es drenarle energía. Es tiempo de volverse real y de ser la causa de lo que uno vino hacer en esta jornada.

Traducción Prana Raquel Pascual

LKS Kabbalah Centre International / Yehuda Berg
Imagen Pinterest 
http://media-cache-ak0.pinimg.com/originals/5a/84/44/5a844436371902ecb91373486e4cb3e0.jpg

4 comentarios:

Unknown dijo...

querida Prana , no te imaginas como te agradezco que vayas traduciendo el dia a dia de Yehuda , me inscribi pero me cuesta horrores seguirlo en ingles !!!! gracias
shabat shalom y jodesh tov
te mando besote
ester

Anónimo dijo...

Gracias Prana!!!

Realmente aprecio muchisimo tus traducciones diarias. Mi oído no me ayuda con el Inglés,

Gracias, un abrazo

Yesenia

Anónimo dijo...

¡Aaayyy qué hermoso Pranita!! gracias por esta traducción, es un veradero bálsamo para el alam leerlo justo en el momento preciso.
Me ha dado una sacudida ahora que estoy en ese proceso. Increíble ue me pasen todas esas cosas raras en cada etapa kabbalística!!

Un beso grande y lindo Shabbat Shalom! <3

Julia

Anónimo dijo...

Gracias Prana!..me gusta escuchar las sesiones, ...pero lo que me encanta es reforzarla con tus traducciones porqur asípuedo reforzarla y hacer mis notas , puedo reflexiinar, tambien he sentido mis sacudidas y aún me cuesta identificar si hay personas a las que debo alejar o darles una oportunidad...es esa línea que no logro cruzar pero estoy segura de que viy x buen camino....Aprecio muchisimo el tiempo que compartes al traducir y tus propias reflexiones. Saludos. Ann