martes, 20 de agosto de 2013

Martes, 20 de agosto de 2013 Cuidados



Martes, 20 de agosto de 2013 

“Cuando te ocupas en ayudar a otros, la Luz se ocupa de ayudarte a ti”.

Esta es una de mis citas favoritas de mi madre, Karen Berg. Es verdad. Cuando te encuentras atrapado en un problema, lo mejor que puedes hacer es encontrar una forma de ayudar a otra persona en necesidad. Al cuidar a otros, el universo te cuidará a ti.

Sólo tienes que confiar en ello.

*Para más información sobre este tema, escucha la clase gratuita del día de hoy en la siguiente dirección: http://www.mentorschannel.com/bestsellers/landingpage.aspx?bookid=187

Yehuda Berg
___________________
Martes 20 de agosto

Sensibilidad es la consigna de hoy: Ve con detenimiento a la gente a tu alrededor, más allá de la superficie. Pregúntate, “¿qué están sintiendo realmente?”. 
___________________

Capítulo 16
Llegando a tu Asunto principal (issue prinicpal)

Ahora que sé que tu trabajo de Luz que estás comenzando a ver cómo sale tu basura a flote en tu vida, este cuestionamiento ruega por ser respondido: ¿Qué necesitamos para remover esto permanentemente? Como comenzamos a cambiar estas características negativas en oro? Nosotros sabemos que tenemos que ir a la raíz del problema y sacar la hierba desde la raíz, de otra manera simplemente va seguir saliendo una y otra vez.

Saliendo de nosotros mismos

¿Cuales la transformación?

¿Qué es transformación?¿Qué podemos hacer para cambiar nuestra naturaleza interna?

Hay una historia acerca de un hombre que llevó a su hijo enfermo con un kabbalista y le pidió que lo sanará. El kabalista hace unas oraciones para conectar con el 99% pero al poco tiempo les responde el hombre que las puertas del cielo están cerradas para sanar a su hijo. Que no puede hacer nada. El hombre vuelve a rogarle que haga todo lo posible por salvar al niño.
El kabalista decide pedir que traigan a los 10 ladrones del pueblo, les hace llegar a su casa, y les pide que mediten al menos un minuto por la salud de este niño. 
 
Al poco tiempo el padre del pequeño llega a agradecer al kabalista que el niño está completamente sanado, como si nada. El ayudante del maestro cada lista muy sorprendido de que esto haya sucedido y de que su maestro haya llamado a los ladrones le pregunta qué fue lo que pasó.
El kabalista le dice que si los las cerraduras del cielo estaban cerradas, estos hombres saben abrir cualquier cerrojo.

La verdad esta historia, no es que supieran realmente abrir cerrojos físicos. Sino que dada la naturaleza los ladrones, el hecho de que cambiaran su intención para salvar a un niño, causó una transformación suficientemente grande como para abrir las puertas del cielo de una persona justa lo que se espera es que haga acciones justas, pero no de un ladrón, y esa es una transformación que trae luz al mundo.

Cuando llegamos al punto de que alguien que nos ha gatillado siempre, no logra molestarnos ya, una transformación ha ocurrido. Cuando hacemos una corrección, estamos acercándonos mucho a nuestro asunto principal, y empezamos a cambiar nuestro destino.

Esto es exactamente lo que esta hidtoria comparte. Toma sólo un minuto de tiempo que la gente más egoísta pueda curar a un niño, porque es un cambio monumental en la naturaleza de estas personas.

Los asuntos principales tienen que ver con nuestra naturaleza. Y estamos hablando justamente de cambiar nuestra naturaleza.

Tengo una amiga que pues siempre muy tímida, muy introspectiva. Ella estaba siempre temerosa de ser rechazada y de que no gustara. Ella no quería tomar el riesgo, Sin embargo ella se fue transformando hasta volverse una persona de ventas. Así que aprendió a expresarse en público. Descubrió que su naturaleza introvertida era una forma de ego, Pero ella llegó a alinear su verdadero potencial para ser capaz de compartir sus dones con otros.

A mi me pasa aun cuando enfrentó al público. Calmo mi miedo hablando enfrente de otros hablando acerca de mis propios retos, hablo de cómo he podido sobrepasar algún mis propios problemas. Es una situación ganar ganar. Me hace más personal y hace la lectura más cercana, porque me permite ser yo mismo, ser real, también ayuda otra gente a abrirse y compartir sus propios problemas.

Cuando hablo delante de la gente me permito ser vulnerable. Y realmente siento que conecto con la gente. Doy algo que espero les permita explorar sus propios miedos y debilidades. Es importante para nosotros llegar ese lugar en el que nos sentimos fuertes lo suficiente como para ser débiles. No más de lo que tú puedes volver lo más que puedes compartir y permitir a otros compartir y lo más cercano que podemos llegar a nuestros problemas clave
Cuando las barreras de protección han bajado, antes de eso no podemos hacer ningún camino espiritual.

Cuando desnudas tu alma a alguien para dejar ver tu propia debilidad, tu matrimonio fallido, tus relaciones emproblemados, tus miedos financieros, tu baja autoestima, ofreces una conexión real y una oportunidad para la otra persona para sentirse entendido. No es fácil hacerlo. Pero volviéndose vulnerable y dejando a la gente que también de un paso adelante nos conecta con la luz del Creador.

Ejercicio del velo

Este es un ejercicio poderoso en un lugar de clases. Le pido a un voluntario que pase al frente de toda la clase, alguien que realmente no quiera hacerlo pero que quiera confiar en mí. Ahora la persona está sentada en una silla enfrente de 50, 60 o 70 personas. Es muy atemorizador. La primera cosa que hago es pedirle que vea los ojos de los otros estudiantes. No hay nada más terrorífico que tener gente que te estoy viendo bajo la lupa. Y entonces le pido que comparta, sus miedos. Donde siente que está atorada, de que tienen miedo. Sorprendentemente como la persona se abre y comparte.

Conforme habla para describir un miedo, literalmente le pongo una pieza de tela transparente sobre su cabeza. Ella aún puede ver a traves del velo. El velo representa una capa que los kabbalistas llaman klippot que nos mantienen cubiertos. El velo representa bloqueo. Ella continuó hablando más profundamente acerca de sus miedos. Cuando ya trae alguna otra área de su vida en la que se siente atorada, con mucho dolor, y con mucha soledad, te pongo otro velo sobre su cabeza.

Y le pregunto ¿Qué notas ahora? Ella dice bueno, tú sabes, aun puedo ver a través de el velo. Aún hay una luz en el cuarto, pero no puedo ya distinguir bien las caras. Todavía puedo ver los ojos. Pero solo siluetas. Conforme vamos cubriéndonos a nosotros mismos y bloqueamos a la luz, ahí sigue todo aún. La Luz sigue ahí pero nosotros empezamos a perder detalles. Ella sigue haciendo el ejercicio ya empieza compartir lo que le duele como persona y al tiempo que hacemos el ejercicio, sigo poniendo más y más velos y ella entonces empezamos a sentirse más confortable.

Es un fenómeno sorprendente. Mientras más describimos nuestra basura, más formas tenemos de bloqueo, nuestros miedos de quedarnos solos, de que no somos buenos, de que somos gente desagradable. Es que no merecemos nada. Mientras escribimos estos dolores personales acerca nosotros mismos, la ilusión física del antes de que la gente no nos puede ver nos hace sentir más seguros en cierto nivel.

Es el clásico ejemplo del avestruz que mete su cabeza en la arena que cree que no lo pueden ver porque el no te ve. Pensamos que no podemos ser vistos. Cuando nos tenemos 5 o seis de estos velos como la persona está sentado en la oscuridad. Puedes tener a 50 personas en el cuarto y no tener idea que ya se fueron.

Esta persona está sentada enfrente 50 personas, él o ella se siente sola: ese lo que nuestros miedos, nuestra basura y nuestros problemas principales de separación crea, la ilusión de que por una parte estamos cómodos porque la gente no nos puede ver como realmente somos, y en la otra mano estamos totalmente desconectados de la gente que nos rodea.

Finalmente la persona debajo de todos estos velos está llorando, ella se da cuenta que tan apartada está, que sola está, que miserable se siente, como está manteniéndose oculta y nadie la conoce. Entonces le pido que empiece hablar acerca de que está trabajando en su vida, que es significativo. Mientras habla acerca de su mejor amiga o quizá de su esposo, o de du hijo sonriéndole, entonces empieza quitarle velos de su cabeza. Finalmente hay un último velo que está en la cabeza de la persona. Éste la última barrera el último bloqueo que necesitamos remover. ¿Cómo lo removemos? Algunas veces la persona se sienta ahí por cinco minutos hasta que se da cuenta que necesita quitárselo por sí mismo, porque yo te he parado de quitárselos.

Es una metáfora para todos nosotros que tenemos que remover nuestro propio velo ¿Cómo lo hacemos? Mediante desear salir de la seguridad, admitir nuestra basura, a pesar del hecho que estamos escondiendo nos hace sentir a salvo y confortables. Tenemos que reconocer las consecuencias de dejar este velo que se ha vuelto demasiado grande.

Hay una historia acerca de un kabalista en Egipto, que era muy cercano al sultán, aunque los asesores del sultán no gustaban de ello. Ellos querían mantener el sultán bajo control; no tenerlo en la influencia de un guru  espiritual. Enfrente del sultán, los asesores preguntaban al kabalista si era posible cambiar la naturaleza de un gato. El decía "no puedes cambiar a un gato, un gato es un gato"

Emtonces consiguieron un gato al que entrenaron durante algunos meses para actuar como si fuera un sirviente y al aplaudir las manos, el gato vestido formalmente de mesero, traía botellas de vino para dar de beber y de cenar. Entonces el gato trajo el primer tiempo. Todo lo que pidieron, el gato lo traía. Los asesores tan felices porque creían que habían causado duda al sultán sobre su amigo kabalista, y que no volvería buscar la compañía de su asesor espiritual. Después de la cena, el kabalista fue hacia fuera y cuando regresó, aventó un ratón al piso. Y gato soltó todos los vasos y los platos y corrió a atrapar al ratón. El kabalista les dijo "puedes vestir al gato de mesero, que cambie de conducta, pero el gato es un gato"

Nuestro trabajo es transformar nuestra naturaleza. Si estamos en este mundo lo debemos corregir nuestra basura, como el gato, seguiremos con nuestros instintos reactivos. Recuerda, nuestro instinto es el deseo de recibir para nosotros mismos. Por eso es que estamos pedidos a cambiar. Estamos llamados a transformar nuestra naturaleza nuclear la cual es egoista.

Conclusiones y trabajo de luz

En tiempo de presión, de estrés, es cuando vemos de qué estamos hechos. Cuando vemos el verdadero temperamento de una persona. Ahora imagina estar completamente estresado. Visualízate, siendo presionado por una fuerza externa. Tiempos límites llegando a su término. Observa el diálogo en tu cabeza ¿Estás escuchando la voz de la Luz? O estás solamente escuchando la voz del oponente? Tus botones están siendo de gatillados, estás escuchando a tu Oponente. Pero ahora es tu oportunidad. Lo que puede ser diferente cuando respondas a este gatillo? Que puede ser diferente para transformar tu naturaleza egoísta interior? Cuáles son otras opciones? De hecho que otras cinco cosas diferentes puedes hacer?

Escribe esta cinco opciones de lo que puedes hacer diferente respondiendo al estrés o cuando tus botones están siendo presionados. Escribe maneras en las que puedes recordar estas cosas.

Vuelve la fórmula transformación, que dimos antes. El propósito de la fórmula es recordarnos no caer en la carnada de volvernos víctimas. No creer en el enemigo. Más allá de nuestra respuesta de nuestra tendencia reactiva, puedes poner esta fórmula en cualquier momento que sientes que pierdes el control en tu respuesta a las personas o la circunstancias.

Material del Centro de Kabbalah Internacional LKS  Yehuda Berg
Traducción PR


 

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Buen día !!!! X favor síguenos ayudando con el siguiente día!!! Gracias

Berli Roose Morillo dijo...

Buenas noches, por favor sigue con la traducción del día 21 por favor. Berli desde Barquisimeto, Venezuela.