sábado, 26 de marzo de 2011

SÁBADO 26 DE MARZO DE 2011. Llámame ciempiés


SÁBADO 26 DE MARZO DE 2011

Escuchaste sobre el del Maestro que le pregunta al ciempiés, “¿Cómo te las arreglas con 100 pies?“ y el ciempiés responde, “un pie a la vez”.

Mantente en curso dando un paso a la vez.

Yehuda Berg
_______________________
Kabbalah quiere decir "Recibir" ¿Pero es que acaso a alguno de nosotros aún no nos queda claro que Kabbalah se trata más del proceso de recibir, que del mismo hecho de la satisfacción de el deseo?

Por supuesto la satisfacción de un deseo es importante, pero si logras correr el proceso la capacidad de recibir se vuelve una vasija cada vez más grande, cada vez más amplia y por tanto, con mucha más capacidad para la Luz.

Claro está que a la hora que Di-os estaba haciendo la masa del cuerpo humano, seguramente además de harina, levadura etc, se le volcó el bote de deseo para recibir "ya, ya, ya" que nos hace tan impacientes.  =)

Hablando de impaciencia, al menos recuerdo dos procesos de caída de la consciencia humana que se dió por la puritita impaciencia.

Uno el episodio del Becerro de Oro...eran 40 días...¿Porqué seis horas antes a estas personitas les entró la falta de certeza y la impaciencia y crearon un ídolo al cual aferrarse. Tenian la redención final frente a ellos y cayeron por no saber esperar. =(

El otro gran espisodio, aún más famoso: Adán y Eva, y una supuesta manzana =)

Por supuesto estamos hablando de sexo. La Biblia tienen muchísimas menciones de sexo, es curioso que no siempre lo logremos identificar. Así lo mencionan con gracia algunos de nuestros Maestros "La Biblia contiene más muerte, sexo e historias de incesto que muchas películas que vemos el día de hoy" =) Pero todas tienen algún sentido en la historia, claro está. ; )

Volviendo al tema: No hay nada malo en el sexo como tal, así es el diseño de conexión de mundos superiores con Maljut (mundo físico)...el problema es desearlo y manifestarlo reactivamente y sin proceso.

Sin proceso, se trata de una fruta inmadura, una vasija sin terminar, por tanto la satisfacción, la recepción de la Luz, se da en corto circuito. Luz directa-Satisfacción rápida- Fusible quemado al instante, ese es todo el problema. En vez de revelar Luz, se da el chispazo que no perdura. Ese es realmente el problema. Te desconectas rápido de mundos superiores y el flujo cesa.

Lo que la mayor parte de nosotros no sabemos, es cual es el potencial de Luz que se puede traer con "sexo con proceso" para el mundo...¡¡Y es la forma más poderosa que existe!!

¿Se te ocurre alguna satisfacción más poderosa que ese deseo? Me parece que no hay nada comparable, si no, este mundo no giraría tanto en torno a este motor, no es casualidad que ello mueva montañas y voluntades al por mayor.

Este tema me ayuda a introducir el tema de las dos maneras en que es posible bajar Luz a este mundo, la lineal y la circular.

Hablando de vasijas para recibir, al Alma se le llama "la vasija circular". Al cuerpo se le denomina "la vasija lineal".

Es un concepto muy claro. Una linea tiene un punto de inicio y un punto de fin, en cambio, un circulo no tiene ni inicio ni fin, no termina nunca, es continuidad.

¿Con que tipo de vasija estás recibiendo tu?

La impulsividad, la falta de capacidad de espera, de recorrer un proceso, te hace bajar luz con la vasija lineal, inicio-fin.

Si puedes demorar la satisfacción, si puede construir la vasija circular, entonces podrás tener satisfacción perdurable. Como concepto, es así de simple, aunque ya se que no es tan fácil lograrlo en la vida diaria, pero ese es un trabajo espiritual. Es por eso que se recomienda restricción, no porque sea "malo" como tal.

Es muy bello cuando lo entiendes:  todo es acerca de la decisión ¿Cómo llevo Luz a mi vasija? La luz es la misma. No es otra luz de algún material diferente, electrones distintos. La única diferencia, es cómo recibes. Eso es todo.

No te brinques el proceso. Un pie, tras otro pie, aunque sean cien y cien más, como el cien pies. =)

Shabbat Shalom querida Comunidad del Blog =)

Prana Pascual


Imagen http://cracolegiopatriciolynch.blogspot.com/2009/06/cuento-el-cienpies.html

2 comentarios:

José Luis dijo...

Hay veces que ni con solo dos pies se dar un paso a la vez; pero esto es un proceso y siempre las reflexiones como la tuya ayudan a recordar el camino que leva a la meta.

Gracias,

MOMENTO FUGAZ dijo...

Me encanta tu analogía del cien pies para identificar los pasos de un proceso tan elaborado. Yo no soy estudiante de Kabbala, sigo tus reflexiones porque siempre me dejan un regalo "sosegador" (tranquilizador) oportuno para procesos que vivo, me ha costado mucho trabajo entender que el proceso de reencuentro con mi pareja después de un largo tiempo separados es un proceso.
¿Tú sabes como se llama ese fenómenos que de alguna manera aun cuando ni nos conocemos, ni sabes que ocurre en mi vida ni yo en la tuya coincidimos en las enseñanzas de las reflexiones?????
No dejo de sorprenderme siempre te lo digo y lo seguiré diciendo. Saludos