lunes, 25 de octubre de 2010

Octubre 25, 2010. El día de la marmota


LUNES, 25 DE OCTUBRE DE 2010

El universo nos presenta desafíos con personas y situaciones como oportunidades para crecer. Si constantemente estamos tratando de manipular a las mismas personas y situaciones, es porque creemos que al dirigir el espectáculo evitaremos el sufrimiento. Al hacer esto, no podemos obtener los beneficios de las lecciones que están destinadas para nosotros.

Si continúas repitiendo los mismos errores una y otra vez, tal vez te sientas como el personaje de Bill Murray en la película El Día de la Marmota (Groundhog Day). En este caso, es hora de ser proactivo y tomar nuevas decisiones.

Yehuda Berg

__________________________

Para los que ayer leyeron temprano el blog y no alcanzarón a ver la Fe de Erratas, la porción de esta semana es Chayei Sarah, no Toldot. Toldot será hasta la siguiente semana, por su comprensión...Gracias ; )
__________________________

Este año durante la fiestas, Ariel contó la historia de Jonás quien seguramente todos recordarmeos por la famosa ballena que se lo tragó **opps**


Efectivamente, todos tenemos al menos un ligero recuerdo de la historia pero en realidad yo no me la sabía, confieso con vergüenza y no poca pena ja ja que se me mezcla la historia con la de Pinocho ja ja que se los traga también un cetáceo.


Jonás es enviado por Di-os a predicar al pueblo de Ninive, capital de Asiria, para persuadirlos de arrepentirse de su maldad, o su ciudad sería destruida.


Se cuenta entonces que Jonás no se sentía capaz de cumplir con la comanda y se negó a obedecer, por lo que empezó a huir de la presencia de Di-os. Así si YHV lo mandaba en una dirección, el se iba para la opuesta y así lo estuvo haciendo´hasta que en algún momento se embarcó.


Cuenta Ariel que Jonás se durmió en el barco y que mientras tanto comenzó una terrible tormenta que asustó mucho a los tripulantes. Jonás se despertó y al ver lo que estaba pasando, les dijo a las otras personas que iban en el bote "Tirenme al mar, es por mi que está habiendo esta tempestad"...Cuenta Ariel que de entrada no quisieron tirarlo pero como vieron que de verdad no amainaba, con la pena, lo izaron y lo lanzaron al mar.


De inmediato, cesó la tempestad y los navegantes pudieron continuar su viaje sin inconvenientes.


Por su parte, Jonás fue devorado por un inmenso pez, tan pronto cayó al agua.


Jonás estuvo en el vientre de aquel animal por tres días, en los cuales, oró y oró. Al tercer día Di-os ordenó al pez que lo vomitara y entonces Jonás fue a cumplir con su deber, logrando que el Rey de aquella ciudad le escuchara y mandara a todo el pueblo a hacer ayuno y arrepentirse lo cual evitó la destrucción.


El corolario llamativo de la historia lo dijo Ariel cuando nos preguntó...¿Pero saben ustedes que edad tenía Jonás cuando fue enviado por Di-os a hacer su trabajo? ¡Tenía trece años! ¡Era prácticamente un niño!


Esa parte de la historia fue la que más nos sorprendió.


Y esta historia como todas las de la Biblia tienen su propio código para ser leídas e interpretadas para guiar la vida de los humanos.


Hemos comentado que a los trece años, es la edad en que se recibe el aspecto de Alma para empezar a hacer la corrección personal, antes de ello, tu conexión con los padres es a través de la que tienes protección o eventos que resolver, pero la responsabilidad de tu "destino" te es entregada a dicha edad (niñas 12, niños 13).


Eso leía hoy en el Zohar, justo menciona a Jonás y menciona que una vez que hacemos la corrección en una situación, es como que las aguas se calmaran de inmediato. Lo clarifica con el ejemplo de una mujer dado a Luz con los dolores de parto y que una vez que el niño nace, cesa el dolor y se vuelve a la calma. El famoso "Después de la tempestad viene la calma".


El tema es que si le corremos y le corremos --metafóricamente o literalmente hablando-- a lo que tenemos que resolver, más tarde o más temprano, las situaciones nos vuelven a alcanzar, y quizás con más insistencia.


Piensa en tus "patrones" repetitivos ¿Qué tema sigue presentándose y presentándose con diferentes actores pero prácticamente con mismo guión? Dedica un tiempo a revisar que es lo que no estás corrigiendo porque de verdad, aunque te cambies de lugar, aunque te mudes, te escapes, hasta que no lo enfrentes y lo soluciones, no volverá la calma sobre tus aguas.


¡Ay Jonas! ja ja ja =D


Feliz lunes.



Prana Pascual



Imagen: http://www.retabloceramico.net/

PD. En las imagenes también tienen esa idea de que Jonás ya sería un viejito, ja ja. Ninguna dibuja un niño. Este es un retablo cerámico holandés que me pareció distintivo para lo que estamos hablando, porque bien podría titularse "Aunque le corras" ja ja o quizás de ahí procede el famoso "Juan te llamas" ¡ohhhh! Asociación libre amigos ja ja




2 comentarios:

MOMENTO FUGAZ dijo...

Buenísima como siempre la reflexión de hoy, en lo personal he tenido la oportunidad de que la vida me regrese al punto en que tenía la disyuntiva de poder asumir la responsabilidad de mi propia vida o correrle al asunto. ¿Cuál elegí? pues esa, la cómoda, la que no me enfrentaba a mis miedos y me evitaba salir de una "aparente zona de confort". ¿Resultado? Al cabo de un par de años la vida me regresa nuevamente ante esa disyuntiva, ¿qué hice? lo que debi haber hecho desde el principio, sólo que esta vez mi ala tiene un raspón, veo la vida de forma diferente,tengo unos cuántos años más y llegar a la orilla esta costando trabajito. Pero ya estoy en ello... Linda semana para todos =)

Anónimo dijo...

hola Prana linda, por fin le encuentro sentido a la historia de Jonas... gracias