miércoles, 14 de julio de 2010

Julio 14, 2010. El silencio es el paraíso


MIÉRCOLES, 14 DE JULIO DE 2010


El silencio es una gran destreza espiritual cuando estás hablando con alguien y estás buscando lo que ellos verdaderamente necesitan. Muchas personas se incomodan con el silencio, pero te diré: cuando no dices nada, es cuando obtienes más información.


Siéntete cómodo con la incomodidad del silencio el día de hoy. Mantener contacto visual y tu corazón abierto, mantendrán las respuestas fluyendo. Como dice la vieja expresión: "El silencio está hecho en el Cielo".


Yehuda Berg

_______________________

"El silencio está hecho en el Cielo"...¡Qué buena frase!


Seguro no por casualidad, una amistad me mandó un correo con una presentación muy bella que contiene un pensamiento taoísta. Les comparto parte de este texto:


Silencio Interno:


Habla simplemente cuando sea necesario, piensa lo que vas a decir antes de abrir la boca.


Se breve y preciso ya que cada vez que dejas salir una palabra, dejas al mismo tiempo una parte de tu chi** (**energía), de esta manera, aprenderás a desarrollar el arte de hablar sin perder energía.


Nunca hagas promesas que no puedas cumplir.


No te quejes, no utilices en tu vocabulario, palabras que proyecten imagenes negativas porque se producirá alrededor de ti, todo lo que has fabricado con las palabras llenas de chi.


Si no tienes nada bueno, verdadero, útil que decir, es mejor quedarse callado y no decir nada.


Aprender a ser como un espejo, escucha y refleja la energía.


El Universo mismo es el mejor ejemplo de un espejo que la naturaleza nos ha dado, porque el universo acepta sin condiciones nuestros pensamientos, nuestras emociones, nuestras palabras, nuestras acciones, y nos envía el reflejo de nuestra propia energía bajo la forma de diferentes circunstancias que se presentan en nuestra vida.


Aprender a ser como el universo escuchando y reflejando la energía sin emociones densas y sin prejuicios, porque siendo como un espejo sin emociones aprendemos a hablar de otra manera, con el poder mental tranquilo y en silencio.


No te des mucha importancia, se humilde, pues cuanto más te muestras superior, inteligente y prepotente, más te vuelves prisionero de tu propia imagen y vives en un mundo de tensiones e ilusiones.


Se discreto, preserva tu vida íntima, de esta manera te liberas de la opiniones de otros y llevarás una vida tranquila, volviéndote invisible, misterioso, indefinible, insondable como el Tao.


No compitas con los demás, vuelvete como la tierra que nos nutre y nos da lo que necesitamos. Ayuda a los otros a percibir sus cualidades, a percibir sus virtudes, a brillar.


El espíritu competitivo hace que crezca el ego y crea conflictos inevitablemente.


Ten confianza en ti mismo , preserva tu paz interna evitando entrar en la provocación y en las trampas de los otros.


No te comprometas fácilmente, si actúas de manera precipitada, sin tomar consciencia profunda de la situación, te vas a crear complicaciones.


La gente no tiene confianza en los que dicen muy fácilmente "si", porque saben que ese famoso sí, no es sólido y le falta valor.


Toma un momento de silencio interno para considerar todo lo que se presenta y toma tu decisión después, así desarrollaras confianza en ti mismo y la sabiduría.


Si realmente hay algo que no sabes, o no tienes respuesta a la pregunta que te han hecho, acéptalo. El hecho de no saber es muy incómodo para el ego porque le gusta saber todo, tener siempre la razón, y siempre da su opinión personal.


En realidad el ego no sabe nada, simplemente hace creer que sabe.


Evita el hecho de juzgar y criticar, el tao es imparcial y sin juicios, no critica a la gente, tiene una compasión infinita y no conoce la dualidad. Cada vez que juzgas a alguien lo único que haces es expresar tu opinión muy personal y es una pérdida de energía, puro ruido.


Juzgar es una forma de esconder las propias debilidades. El sabio tolera todo y no dirá ni una palabra.


Recuerda que todo lo que te molesta de los otros, es una proyección de todo lo que nos has resuelto de ti mismo.


No te defiendas cuando tratas de defenderte, en realidad estás dándole mucha importancia a las palabras de los otros y le das más fuerza a su agresión.


No necesitas convencer a los otros para ser feliz.


Tu silencio interno te vuelve impasible.


Haz regularmente un ayuno de palabras para volver a educar al ego que tiene la mala costumbre de hablar todo el tiempo...Progresivamente desarrollarás el arte de hablar sin hablar y tu verdadera naturaleza interna reemplazará tu personalidad artificial, dejando aparecer la luz de tu corazón y el poder de la sabiduría en silencio.


Quedate en silencio, cultiva tu propio poder interno, respeta la vida de los demás y todo lo que existe en el mundo. No trates de forzar manipular y controlar a otros.


Conviertete en tu propio maestro y deja ser a otros lo que son o lo que tienen capacidad de ser.

(pensamiento taoísta traducido por Oscar Salazar)


Te dejo reflexionando. =)


¡Feliz día!


Prana Pascual


Imagen encontrada en:


Nota: Este es un pensamiento taoísta de lo cual yo se poco, pero coincide en varios aspectos importantes de la Kabbalah que también menciona mucho el cuidado de las palabras que salen de tu boca. =)







**energía




4 comentarios:

Anónimo dijo...

Que cita!!!.. Claro que me dejas reflexionando Prana. Me doy cuenta que a veces con mucha facilidad le abro la puerta al satán. Voy a imprimir el texto para leerlo y releerlo...pero sobretodo para APLICARLO!! (OTRO RETO!!)Mil gracias nuevamente.
Te mando todo mi cariño. NM.

Danyel Tinajero dijo...

Wow! Que palabras, si que me han dejado pensativo.
Me recuerda mucho al concepto que utilizamos en comunicación efectiva "saber escuchar", todo lo que le sigue no sólo es conseguir una buena respuesta, que algunas veces puede ser el silencio mismo, sino también que logramos ser mejores seres racionales.
Para los que les guste el rock, hay una canción que siempre me gusto y habla de esto, hoy la entiendo mejor.
Garbage y la canción es "Silence is Golden"

Un abrazo para todos!

Danyel

Karla dijo...

A mi tambien me ha dejado reflexionando lo que citaste Prana!!!
A veces no pensamos que las palabras malas que decimos pueden regresar del mismo modo en que juzgamos.
En ocasiones si lo tenemos presente, pero ups!!! luego se nos olvida o nos cuesta mucho trabajo quedarnos callados cuando nos dicen de cosas.
Podría ser un reto poder callarse cuando nos queremos defender, creo que las situaciones nos llevan a no permitir que hablen mal de nosotros, difícilmente dejamos de darle importancia a las palabras de otros.
Definitivamente en ese aspecto se vuelve un desafio importante para mi, ya que soy de las personas que se quedan cayadas y que trata de no perder la cordura, pero hay momentos que me sacan de mis casillas jejeje
Ya imprimiré este texto y lo tendré siempre conmigo para no olvidarlo. Daniel ya escucharé lo que dice la canción que recomiendas :D
Saludos a todos!!! y que bueno que ya estas de regreso Prana!!!

Reyna :) dijo...

o.O

**energía


Tu fan fan