miércoles, 11 de noviembre de 2009

Niviembre 11, 2009. Sentimientos en acción

MIÉRCOLES 11 DE NOVIEMBRE DE 2009

¡La satisfacción más grande es transformar tus sentimientos en acciones! Hoy, hazle caso a tu instinto.

Yehuda Berg
___________________
Esa noche de viernes yo estaba molida, tenía el cansancio de la semana encima y los "extras" que se habían reunido para colabrar con la extenuación.

Habitualmente mis amigas ya saben que tienen que ser pacientes conmigo y que me tienen que dar un buen café para que yo las pueda seguir toda la reunión y no caer desfallecida.

Ese día especialmente los ojos se me cerraban, pero tenía cena con el grupo que ella mi querida amiga Rinah, había denominado "Las Místicas" porque todas tenemos un camino espiritual bien definido y siempre nuestras conversaciones tocaban esoteria y colonias circunvecinas, además de mil temas mundanos que siempre nos arrebataban las lágrimas de la risa.

Esa noche me tomé dos tazas porque de verdad estaba exhausta, pero quería estar con ellas, y especialmente con Rinah quien había vuelto a tener malas noticias de su salud y la sentí triste pero especialmente asustada.

Cenamos en casa de esta hermosa mujer de origen inglés, de corazón chino, y de humor mexicano, quien nos sentó en su bellísima mesa del comedor, que era como todo el resto de su casa: una delicadeza en cada detalle.

Esa noche no jugamos Lilah, ese juego que es como serpientes y escaleras sobre de la ruta del desarrollo del espíritu, pero estuvimos un poco coqueteando con el I-Ching, aunque ella, nuestra Rinah, ya no tenía cabeza para la profundidad de este oráculo y solo nos dejó ver pequeños destellos de quien ella era cuando con más juventud dominaba su herramienta.

Pasaba ya de la medianoche, habiamos cenado, hecho la ceremonia del té, conversado, reido y tomado mucho Boone's -que le encantaba- que no es una gran bebida alcohólica, es casi un refresquito, pero todas teniamos un ligero mareo, porque "la suma de poco da mucho", pero yo con dos de cafecito adentro estaba lista para dar batalla al menos un rato más.

Y y R mis otras dos amigas, decidieron retirarse, también estaban exhaustas. Ambas eran amigas de Rinah de mucho tiempo atrás y la frecuentaban también mucho más por ese derecho de antigüedad y esos lazos que el tiempo teje entre quienes se aman.

Yo quise permanecer. La temblorosa manita de Rinah apenas tocó la mia con extrema suavidad y me dio la señal de que debía quedarme...me quedé sentada en la mesa del comedor mientras despedía a Y y a R y después regresó a mi.

"Ya sé como vamos a hacer la novela, se va a dividir en cuatro etapas y cada una debe tener por título una sola palabra que la defina, la primera tiene que hablar de Inocencia..."

Nos sentamos ahi por horas pensando cuatro palabras perfectas para definir la historia de su vida y de su apasionado amor. Buscamos en los diccionarios, recurrimos a nuestra mejor memoria, a las palabras que enternecen, a las que encantan y a las que definen una vida llena de emociones. Con ese tono de voz que entre que te reñía y te abrazaba al mismo tiempo me decía "Nooo ¡Esa palabra no refleja lo que necesitamos! Busquémos un sinónimo..."
Estuvimos horas viendo fotos antigüas, me compartió muchos momentos de dicha, de llanto, de frustración y desesperanza para lograr que yo entendiese su sentir y que pudiera darle --como si de un director de orquesta exigente se tratara-- la nota exacta que accesara a la puerta de su Alma.

Logramos dar a luz cuatro palabras que ella atesoró en un papelito arrancado de una libreta. me dijo "Ya las tenemos" y los guardó para seguir soñando con ellas junto a la almohada.

Me despedí, la abracé, la besé. Nos dijimos cuánto nos queriamos aún que no era una amistad antigüa, pero esa de esos cariños que no hay que explicar --porque son de cuando el tiempo no existía--
La vi en el quicio de su puerta, le dije "te quiero Rinah" le mandé un último beso que recorrió el espacio para ella y me fui.

Eran las cuatro de la mañana, pero creo que decantamos cuatro gotas de la esencia de su perfume de vida.

Esa fue la última vez que vi a Rinah.
........................................................
Ayer mi querida amiga falleció en la sala de operaciones. Estoy segura de que seres de luz vinieron a preguntarle si quería seguir aquí, y ella debe haber decidido que no. Lo mejor de su vida ya nos lo había entregado con generosidad.

No pude evitar llorar cuando me avisaron...Rinah ¡Te quedaste tu las cuatro palabras...y yo no las alcanzo a recordar!...No sé aún como haré para escribir tu novela, no nos dió tiempo...quizás es porque ni en literatura alguien podría plasmar las belleza de quien tu fuiste...

Descanse en paz mi amiga Rinah, a quien estoy segura que si tu la hubieras conocido, la hubieras amado también.

Hoy, si lo sientes, te pido que reces algo que sepas y tengas cerca del corazón para acompañarla ante Di-os...
Prana Pascual

P.D.
Mi amiga era más afín al budismo y pintaba Taras. Hoy le dejó a Kwan Ying, Tara Blanca quien comprende los sentimientos de temor y responde a las peticiones de ayuda con su Compasión.

13 comentarios:

Lila dijo...

Hermosa historia. Me emociono. Gracias por compartirla. En la vida hay momentos maravillosos si sabemos verlos y valorarlos.

Rita Gandy dijo...

También la pérdida de un ser querido puede sacudirnos del estado semi robótico que nos provoca el mundo fisico y los acontecimientos mundanos, elevando nuestra conciencia a lo que hay más allá de nuestra existencia, el verdadero propósito de nuestra alma en su paso por la Tierra y conectarnos al legado de los tzadikim...LA MUERTE NO ES EL FINAL.
Me uno a tu sentir desde el corazón. Un abrazo cálido.

Geraldine dijo...

Rinah siempre va a estar presente en ti y todos aquellos que la conocieron. Un episodio de vida enternecedor apesar de la partida

Un gran abrazo desde Vzla lleno de mucha fuerza.

Geri

Isadora dijo...

He seguido este blog desde hace tiempo, encontrando en muchas ocasiones la luz que necesitaba, el mensaje hecho para mí en ese momento. Estoy convencida de que nada es casualidad. Hoy particularmente esta historia me tocó, me movió y de repente, me doy cuenta que estoy aquí, escribiendo. Con toda humildad me atrevo a decir que creo que fuiste para Rihna uno de esos ángeles que muchos quisiéramos que nos acompañaran al final del camino. Talvez, esas 4 palabras están en el fondo de tu corazón adoloridas por la partida de alguien tan querido, pero talvez...talvez...en el silencio y la calidez de un abrazo eterno con tu amiga, logren recordarlas juntas y entonces, podrás comenzar a escribir.
Un abrazo fraterno. Cariños....

Eduardo dijo...

Más allá de lo que pueda expresar con estas palabras... gracias

Nick dijo...

Hola Prana,

Y aunque muchas veces nos lo han dicho, a mi siempre se me hace dificil la partida de esta realidad de personas queridas. Es un momento en el que a veces llego a dudar en lo que firmemente creo.
Simplemente es un momento pequeño de duda, luego vuelve la certeza pues alcanzo a ver lo hermoso de la vida.
Esas señales que para otros tal vez no lo sean, me recuerdan que las dudas no son mías. Muy dentro de mí sé que lo que creo es verdad.
Seguramente, si es necesario que escribas esa novela, las cuatro palabras vendrán hacia ti. sin mucho esfuerzo.
Poco a poco llegarás a encontrarlas.
Poco a poco su alma se elevará.
Poco a poco regresará a nosotros y todos estaremos unidos.
Muchos abrazos.

GRA dijo...

Hay Prana como me llego!!!Mi mas elevada espiritualidad para acompañarte y la mas adorable oracion para Rinah ,la LUZ del AMor acompañandola.Mi mas calido abrazo a tu lado.
Gra desde Argentina

Dany On The Line dijo...

Hola Prana, hoy creo no hay mucho que decir, como bien dices, como plasmar en palabras lo hermoso o hermosa que fue una persona.
Hace poco pase por lo mismo con un ser querido, fué muy duro, solo me queda te mando un gran abrazo y siente a Rinah en cada paso que das.
Danyel Tinajero

Anónimo dijo...

Gracias a todos por escribir y porque la manera de ayudar a un Alma en este trance es hablar bien de ella. Cuando están en el Mundo de la Verdad, es a partir de lo que nosotros recordamos bueno de ellos que se abre más fácil el camino para ellos,

Les tengo a todos una noticia preciosa.

Hoy fui al velorio y la acompañé hasta el último momento. Ahi estaban su hijo, su sobrina, su hermano, pero especialmente un hombre llamado Alfredo que era su vecino y que los unía una amistad entrañable de 11 años.

El hombre me contó: Rinah faccleció a las 5 pm. A las 19:00 y minutos el celular de Alfredo empezó a sonar y sonar y la llamada era de Rinah.

Lo más impactante es que ellos tenían a la vista el celular de Rinah que por supuesto no estaba siendo tocado por nadie...Alfredo con sus ojos llenos de lágrimas me dijo me dió miedo contestar, pero no pienso borrar nunca esa llamada!!

=)

Como dijo su hijo, cuando empiecen a ver las nubes cambiando de colores, es que ya llegó Rinah al cielo!!!

Una mujer a quien todos recuerdan por su entusiasmo y alegría de vivir en las buenas las malas y las peores.

Esto, no se acaba aqui!!!!!!

Besos y bendiciones
Prana

Gaby dijo...

Un fuerte abrazo querida Prana... y para Rinah... "FELIZ REGRESO A CASA".

JAY MOY dijo...

Gracias

Anónimo dijo...

Bella eulogy Prana. Ambas han tenido una especial bendición. Cansadas, sus almas se manifestaron, y entregaron los cuatro pilares. Ambas compartieron conscientemente ese tiempo, durante el cual, el mundo se va desvaneciendo, donde la síntesis te sorprende en su simpleza.
Lo que debas escribir lo harás Prana, porque en verdad vos sabés que no se trata de palabras , sino de música... y tu alma vibró con la de ella.
Un abrazo Prana, y buen viaje Rinah.

Arte Marga Grigera dijo...

es belleza lo que has narrado. la belleza de dos almas. cada día nos das algo de esa belleza. y la recibo y la doy...