martes, 13 de octubre de 2009

Octubre 13, 2009. La segunda reacción

MARTES 13 DE OCTUBRE DE 2009

Todos los días el ego nos vende algo nuevo. Un día, todos tus problemas son culpa de alguien más. Al día siguiente te torturas porque eres un perdedor. El ego continúa con su metamorfosis. Es una personalidad múltiple, con muchos cambios de imagen, muchas caras e incluso diferentes nombres.


Hoy, ten en cuenta que tu primera reacción usualmente se inspira en el ego. La segunda reacción por lo general está inspirada en la Luz. Date un respiro en esos 5 o 10 segundos después de tu reacción inicial para descifrar lo que la voz más suave y luminosa te está diciendo.


Yehuda Berg
___________________________
Todos conocemos la historia de Adán y Eva. Con más o menos detalles, pero todos sabemos que son la pareja original de la que surge el Alma del resto de la humanidad y que gracias a la caída de ellos, a su salida del Edén a partir de la desobediencia al Creador es que el resto de la humanidad estamos en proceso de corrección.


Es muy gracioso porque este tema se presta siempre para que entre hombres y mujeres nos digamos "cacallacas" de quien tuvo la culpa de todo este asunto.


La verdad es que es muy interesante contemplar en esta historia que en el Edén todo era bueno. Cada flor fruto o animal eran hermosos o le rendían respeto al ser humano. De hecho se dice que además de que Adán dió nombre a cada ser, todos ellos le rendían respeto y reverencia, era un Reino de Paz, no había tal cosa como que el León atacara ni siquiera al Cordero.


Ayer que escuchaba a Michael Berg dijo algo que habitualmente uno no reflexiona: Si tu estuvieras en un lugar en el que estás acostumbrado a que todo sea bondad y de Luz, en realidad no estás alerta de que algo pudiera ser diferente a ello, es decir, que algo pudiera tener una malicia o una segunda intención. Si apareciese uno de tantos animalitos con los que convives y te dice que comas de un fruto que se vislumbra delicioso --como habitualmente lo debe haber sido todo en el paraíso-- ¿Qué harías?


¿De donde tendría Eva noción del mal si jamás lo había conocido? Todo lo que le había tocado ver en su existencia era Luz...porqué creer que habría algo distinto?


¡¡Espero que esto disminuya el juicio que habitualmente cargamos a la madre de la humanidad por el "pecado" y por haber "tentado" al "pobre Adán"!! Ella no sabía que existía alguna esencia de un maligno o un Oponente ¡Porque no entraba dentro de su marco de experiencia!


Así explicada Michael, ella no lo sabía y no podía defenderse de ello. Cayeron, se terminó "La Edad de la Inocencia" con ello ¡Pero fué por falta de experiencia!


Nosotros ya no estamos ahí. Ya no es que nos falte experiencia de que hay pruebas, tentación y manera de desconectarnos de la Luz. Todos los sabemos y esa experiencia debe ser nuestra herramienta.


Hoy me parece una increíble ayuda lo que dice Yehuda: No sigas a tu primer reacción, haz una pequeña pausa antes de responder, antes de decir "no" a la invitación, de regañar a alguien de intervenir en una conversación etc. da unos segundos, replantea, inyecta Luz. Ok ahora si, responde el e-mail o lo que ibas a hacer. =)


Pongamoslo en práctica ¡¡A nostoros ya nos debería sobrar experiencia para no caer!! =)


Pon tu consciencia en esa pausa.


Prana Pascual


2 comentarios:

Dany On The Line dijo...

Hola Prana!
Buenos días!

Cuando leo lo que hoy publicas, pienso en algo que he reflexionado desde que estudio Kabbalah. Debemos salir de nuestra burbuja, como podemos ayudar a alguién más si seguimos en nuestro espacio.
Me ha pasado que de repente algo parece "sacarte de control" pero como aprendemos en Kabbalah, no Stop, piensa en que te está provocando eso.
Gracias por recordarmelo y seguir inspirando a muchos a lograr un verdadero cambio.
Un abrazo fuerte.
Danyel Tinajero

Arte Marga Grigera dijo...

cómo me llegó la enseñanza de Eva y su actitud?. Muchos años hasta enterarte de que esto sería una metáfora. Muchos años de inocencia creyendo que las cosas fueron así. Después aprendimos a pensar. Esta lectura cotidiana de las afinaciones me ayudan a pensar. poder pensar y saber hacerlo. luego enseñar a pensar y enseñar a enseñar a pensar... gracias. Marga