lunes, 29 de junio de 2009

Junio 29, 2009. Te seguirán

LUNES 29 DE JUNIO DE 2009


Los consejos que damos a la gente son los consejos que necesitamos seguir.

Hoy, piensa en esa persona a la que le sigues diciendo las mismas cosas una y otra vez. Hazlo tú. Guía con el ejemplo. Te seguirán.


Yehuda Berg
_______________________________
Hace poco, tuve la oportunidad de conocer a un chamán. Yo de eso sé poco, pero hablando con él, me pude dar cuenta que por trabajar para y por la Luz, muchos de los conceptos que mencionaba coincidían con Kabbalah.
Resultó muy interesante escuchar la sabiduría de su camino y ver como también este conocimiento habla de la lucha entre la Luz y la oscuridad, una fuerza opositora (el chamuco), y el amor y respeto por el prójimo como la manera de estar en la lado luminoso y conectar con el Creador.
De lo que más me llamó la atención que conversamos y que resonó en lo que actualmente estoy reflexionando es el tema de que con frecuencia, la gente reza y reza, pero que a veces no pasa nada, es como si sus palabras no llegaran hasta el cielo en donde debieran ser respondidas.


Su explicación es bastante parecida a la que da la Kabbalah, me dijo con unos ojos penetrantes: "La gente ya no sabe como desear. A la gente se le olvidó como desear, por eso como no hay verdadera necesidad o anhelo, no se recibe."
Prosiguió: "La gente se reía de los indios que danzaban para que lloviera, pero lo que no entienden es que ellos al estar en eso estaban en ayuno, creando una necesidad, un deseo más grande del bien que solicitan...y entonces sucedía"


Dicho con palabras de Kabbalah, no tienes vasija para recibir, así que de pronto aunque pensando que se te cumpliera tu más anhelado deseo, si no has creado la apreciación por ello, aunque lo recibieras, lo pierdes porque es como que no tuvieras con que retenerlo porque tu deseo era tan pequeño, que cuando lo tuviste, olvidaste para que lo querías, se llenó la tacita demasiado pronto y se desbordó dejandote con la sensación de la pérdida. Así de ínfima era tu capacidad de soñarlo de manifestarlo y de conservarlo. O a veces simplemente no se manifiesta.
Kabbalah dice que debes rezar como pobre, con la sensación de que verdaderamente necesitas la respuesta. Que debes tener un deseo enorme, pero no un deseo egoísta, OJO.


Eso es el consejo que yo debo dejar de dar y empezar a hacer. Desear. Desear con todo mi corazón, sentir que la vida se me va en ello si no tengo lo que requiero y hacer restricción para hacer inmenso el anhelo. Eso y tener en mente que si lo deseo es para poder compartir y expandir no sólo para mi misma, sino para poder traer Luz al mundo. Que si "llueve", otros podrán seguir mi danza y que esta traerá bendiciones para la cosecha de todos.


¿Tu que consejo debes dejar de dar y empezar a seguir?


Feliz lunes!!


Prana Pascual

Nota: Cuando menciono a algún sanador no lo hago para recomendar sino para narrar y conversar juntos. Hay que ser siempre muy cuidadoso con los canales que se accionan, no todos los canales conectan con la Luz. Lo que yo si recomiendo en todos los casos es tu desarrollo personal de la consciencia, darte cuenta de donde está tu intención, como convertir tu deseo de recibir para ti mismo en deseo para compartir. La ruta la debes elegir tu, pero en cualquier caso hay que ser muy observante de que sepas que nada que vaya contra el libre albedrío de otra persona, nada que ofenda la dignidad de las personas, nada que dañe a otros en acción o intención, es camino de Luz. Favor de ser siempre muy responsables de esto. =)

Imagen: Ilustradora Sandra Conejeros http://sandraconejeros.blogspot.com/ Una ilustración de invierno en primavera

7 comentarios:

Dany On The Line dijo...

Hola!
Buen dìa Prana.
Muy interesante lo que dices del Chaman, y es cierto tener cuidado con los canales.
Que tengas buen inicio de semana y luz para todos.
Danyel Tinajero

Anónimo dijo...

Hola Prana:
me gustaría que abundaras más sobre aquello de crear la necesidad. Tus palabras son muy claras para mi (y eso es lo que más me gusta de tus reflexiones). Pero me queda la duda de cómo debo crear una necesidad superior a mi deseo? sacrifico algo igual o mayor a lo que deseo, en términos del significado que representa para mi? o no se trata de sacrificios...
un abrazo, peque

Anónimo dijo...

Hola Peque, no no es una necesidad más grande a tu deseo sino Un DESEO ENORME UNA NECESIDAD DE TU ALMA de hacer cosas más importantes je je lo pongo en mayúsculas para enfatizar. Te voy a dar un ejemplo pedir salud, para no hacer nada co esa salud, puede ser un deseo muy chico, sin suficiente fuerza de atracción. Querer una pareja para sentarme nada más a ver TV en vez de hacer más cosas por el mundo, en vez de pensar en ser una pareja que mueva energía para traer bien a más gente, pensar tener "una casita", "un trabajito" es como una fuerza de atracción muy chica, fines muy egoistas (no qiere decir que seal fines malvados, solo muy minusculos) Son deseo para recibir para ti mismo en realidad.
La necesidad que agranda al deseo la generas a partir de hacer restricción. Si puedes hacer un sacrificio de algo de tu ego. Por ejemplo examinar para que qieres una pareja, es solo por la necesidad de no estar sola? Entonces ves que genera esa necesidad reactiva y eso lo sacrificas. Te mantienes sola aunque duela sin comprometerte po no querer estar sola, sino de verdad sanando tu deseo reactivo ya sabiendo esperar a la persona indicada. Es un ejemplo, no es la ley tal como yo te lo digo eh? Pero es para más o menos explicar. Es como no comer botana antes de la comida ja ja ja

besos
Prana

Gaby dijo...

Ahora sí me quedó clarísimo Prana, gracias !!!
¿Sabes? leyendo tu explicación me acordé de la reflexión que Michael Berg hace en su blog y que titula "Audacia Divina" (enero 16).

"Para aquellos que estamos en un camino espiritual, a pesar del hecho de que hemos estado estudiando y haciendo nuestras conexiones, aún creemos que hay cosas que simplemente no podemos cambiar. Todos tenemos un muro frente a nosotros, una barrera que no nos permite ir más lejos. Sin embargo la verdad es, como Rav Áshlag a menudo decía, que nuestro trabajo espiritual no es ir hasta el límite de nuestras capacidades. Es ir más allá del límite de nuestras capacidades.


Más allá de nuestras capacidades. ¿Cómo logramos eso? ¿Cómo hacemos lo que no podemos hacer y cómo obtenemos lo que no merecemos? Hay un camino. Es a través de lo que los kabbalistas llaman “audacia divina”, esto significa que cuando tenemos un deseo de volvernos más fuertes y un impulso para crear un cambio verdadero en nuestras vidas y en el mundo, podemos despertar esa fuerza, aún cuando no pensemos que existe dentro de nosotros. Cuando es con el propósito de compartir con otros, no sólo tenemos que, sino que es nuestro deber empujar las barrera de nuestras capacidades."

Gaby dijo...

Ilustra este pensamiento con una bella historia cabalística y termina diciendo: "Recuerda que puedes pedir más de lo que te has ganado o te mereces. Pero es más que pedirlo, es vivir en esa conciencia. Si vas a hacer algo que implica ayudar a otros, no esperes que salga bien. Insiste en que así sea. Ve más allá de tus límites personales y de lo que crees que puedes hacer y mereces. Porque mientras te enfoques en obtener estas habilidades con el propósito de compartir, puedes pedirlo todo".

Buenas noches!!!

Gaby

Anónimo dijo...

Me he dado cuenta, que muchas veces digo a los demás: "Disfruten". Y me encanta cuando veo a los otros hacerlo, y hasta lo aplaudo. Me cuesta mucho distraerme, divertirme, darme oportunidad para el disfrute, siento que me he adiestrado en tal forma, que para estas cosas no tengo tiempo, y no me doy permiso. Gracias por ayudarme a descubrir mis desequilibrios, y buenas noches a todos.

Anónimo dijo...

Mis amigos queridos, buenas noches a todos, Gaby, gracias por lo que nos has compartido. El equipo del blog estoy segura de que lo apreciamos. Buenas noches y me voy a la cama para mañana compartir un nuevo día junto a ustedes =)

besos
Prana