lunes, 23 de agosto de 2010

Agosto 23, 2010. Reajusta la balanza


LUNES, 23 DE AGOSTO DE 2010


Las relaciones son un equilibrio entre dar y recibir. El equilibrio ideal es de 50/50, pero a veces es de 70/30 y otras de 20/80. La pregunta es: ¿estás dispuesto a permitir que el desequilibrio persista?


Reajusta la balanza el día de hoy.


Yehuda Berg

_________________________

Muchas veces me sorprendo de lo paralelo que es lo que dice Yehuda con lo que estoy reflexionando. Obvio que si vas cerca de alguien las es muy factible que tengas afinidad pero a veces de verdad me parece inusitado.


Justo esto le estaba comentando a mi amiga Adi este Shabbat, que justo estoy en un momento en el que estoy observando ese sutil equilibrio que existe entre la calibración de las relaciones humanas y por tanto la maestría que demanda el manejar ese instrumento de alta precisión, que es saber cuando dar, saber cuando recibir, saber cuando condescender y saber cuando demandar. Es un gerenciamiento apenas minúsculo que al verse ampliado en sus fractales (¿Recuerdas ese tema que vimos hace algunos meses?) se puede volver una relación de armonía o se puede volver la amplificación de un gran malestar.


Justo le comentaba eso, que parte de mis lecciones de estos últimos años ha sido esa delicada noción en la que tu te esfuerzas "nada", y eres adorado, y en el que te esfuerzas "mil" y eres ignorado, impresionante porque siento que he estado en un proceso de afinación --valga la super redundancia ja ja-- en la que el diferencial ¡¡Es un grano de sésamo!!


Me descuido y me maltratan, me paso tantitito y siento que soy yo la que está maltratando. Yo lo interpreto, como la necesidad de adquirir maestría en la auto-estima. Ese punto donde tu sabes exactamente lo que estás añadiendo y no te estás haciendo el tonto en lo que te toca. Si alguien merece, tu das crédito, pero si no, sin miramientos, y sin caer en la culpa de "pobrecito, sólo por esta vez yo voy a cubrir la superficie que el no cubrió", demandar la restitución de la energía que no están aportando. Y si no se aguanta el juego ni modo, ni entrarle para no ingresar a una situación de "disparejez"...uf ¡¡Me supongo que el término "pareja" claramente es más amplio en su acepción de lo que habitualmente concedemos!!


Ojo, este es un tema de un proceso muy personal que te comparto por si andas en ello también, y es así: A quien más quiero o a quien más le pongo atención, más se da el gusto de ponerme en "pausa" y al contrario, "menos atención pongo, más en el nicho me tienes"...lamento decir, me ha parecido ex-te-nuan-te, seguramente porque aún no tengo la conducta bien instalada y se me duerme hasta la mano del esfuerzo de ir dirigiendo la maniobra =S


Como la vida no viene sin ejemplos te cuento:


Ayer, tuve la oportunidad de ir a montar. No es un ejercicio que usualmente disfrute (y te diré porqué), pero por el otro lado me parece la gran manera de llegar a lugares insospechadamente hermosos que caminando estarían mucho más complicados por la cantidad de territorio que habría que cubrir.


El tema es, que habitualmente no lo disfruto porque no tengo maestría para montar a caballo. Quizás se podría pensar que no es "rocket science" como dicen en E.U. (que no es ciencia de mandar cohetes al espacio), pero la gracia está en esos primeros momentos de la relación "jinete-caballo", que determinarán el resto del paseo.


Habitualmente yo tengo una especie de "corazón de pollo" con los animales, les tengo especial amor y condescendencia así que picarle las costillas con los tacones me da pesar y jalarles el bocado que debe ser tan incómodo me da remordimiento ufff ¡¡Pensándole demasiado!!...¡¡Esa hiper-empatía mia que sólo me estorba!!


La persona que me instruía me dijo: "Un caballo es muchísimas veces más fuerte que tú. Tus tacones los siente como moscas, pero tu intención es la que habla más fuerte en su cerebro. "


El caballo te detecta. Si tienes miedo, su instructivo de comportamiento animal es "si hay una mano débil, mejor lidero yo"...y así pasa en todo el mundo animal, la manera de relacionarse tiene que ver con ese momento en que defines quien es el Alfa. Una vez que se logra, entonces ya las cosas pueden salir en santa paz porque ya no hay discusión. Entre ellos es así se simple, el Alfa manda y ya no hay pleito sobre eso después. Ambos pueden disfrutar el paseo sabiendo que cada uno deberá cumplir su parte del trato: El se somete a tu liderazgo y aporta su fuerza pero tu te vuelves responsable de guiar y de tomar las decisiones importantes, de dar direccionamiento y hacer el manejo de riesgos. No es gratis.


Si en cambio fallas, el animalito tratará de hacerte la mala pasada llevándote contra las paredes para que te raspes la pierna o por ramajes que puedan "bajarte" de su lomo...dirá: "para no llevar líder, mejor me voy SIN el extra-peso"...honestamente (ja ja).


Si en cambio logras establecer el patrón adecuado, entones los dos tendrán un buen paseo, puesto que al caballo nada le gusta más que salir a pasear y si tu pones el razonamiento y guía a ellos ya no les causa mayor conflicto y se dedican a lo que más placer les da que es andar.


Así lo hice. Cinco minutos de instalación de quien manda aquí y tuve un paseo que logré gozar muchísimo viendo paisajes que de otra manera tendría inaccesibles so pena de mucho cansancio y horas de inversión. Nunca lo había logrado tanto.


Me alegra estar aprendiendo. Como te digo, hoy amanecí con la mano semi-dormida del esfuerzo de ir alerta. Así me la he pasado estos cuatro años, con "tetania espiritual"** ja ja de estar nivelando los grados de poder en las relaciones.


Uf supongo que tantas películas de gente corriendo feliz en la playa te hacen creer que las relaciones son gratis, y en realidad, ¡No hay trabajo más especializado que hacer! =)


Bienvenidos a Elul. La energía de ver, trabajando.


Feliz día


Prana Pascual



**Nota: Tetania, trastorno caracterizado por una aumento de la excitabilidad de los nervios, espasmos musculares dolorosos, temblores o contracciones musculares intermitentes.

3 comentarios:

Karla dijo...

Buen día a todos!!!
De mucho razonamiento esta afinación!!!
Es complicado a veces mantener el equilibrio, sobre todo por que hay gente que no lo ve así.
Normalmente nos ponemos en un juego de tu me das yo te correspondo igual.. y si yo te doy un 80% y tú un 10% entonces que pasa ¿? A caso no estamos en la misma sintonia?
A veces he permitido que exista un poco ese desequilibrio y no me ha ido bien, pero me ha faltado "identificar y saber cuando dar, saber cuando recibir, saber cuando condescender y saber cuando demandar", como lo explicas Prana, así que debo de reajustar esa balanza.

Ahhh y que lindo lo del paseo a caballo, me imagine tal cual como es que debemos de tener esa determinación y seguridad, por que de no ser así otros toman las riendas de nuestro camino no? jajaja
saludos!!!!!

Anónimo dijo...

Entonces ya no entendí... se nos dice que debemos dar sin esperar nada a cambio (o al menos no esperar de la misma persona a la que estamos dando), y ahora resulta que tenemos que buscar el equilibrio... me confunde!

Danyel Tinajero dijo...

Hola Prana y todos los e-readers!
Gracias x comaprtir.

Dnayel Tinajero