miércoles, 27 de mayo de 2009

Mayo 27, 2009 ¿Dónde está el cambio?

MIÉRCOLES 27 DE MAYO DE 2009

La Kabbalah revela que cuando una persona que ha evitado la espiritualidad llega ante el Creador y se le pregunta por qué no cambió, la persona sacará su maleta de excusas: Estaba muy ocupado tratando de sobrevivir; di caridad; no es como si hubiera matado a alguien; no sabía si de verdad existías.


Dios entonces le dirá, "Tienes todas las excusas, pero no lograste nada en esta vida. ¡Ahora debes regresar al mundo y hacer algo!".


Hoy cambia algo. Puede ser la cosa más pequeña, como comprometerte a no decir cierta palabra negativa o comportarte de cierta manera. Llena tu maleta con ejemplos radiantes de esfuerzo y crecimiento personal.


Yehuda Berg
______________________________________
Hoy voy a Hollywood una vez más, con una de las que me gustan pr la temática y los efectos: Constantine o Hellblazer en su título de cartoon.

La vida no va por un lado y su representación por otro, así que cada película, cada tira cómica, algo tiene de parecido con nuestra verdad tanto física como metafísica, si no, no nos resultaría tan llamativa.

Constantine era un exorcista, y lo era a partir de lo que el consideraba un don y una maldición al mismo tiempo, que eran sus capacidades paranormales de ser capaz de ver a los ángeles y a los demonios que libran la batalla entre la Luz y la oscuridad en este mundo, y que de alguna manera tienen que mantenerse en equilibrio.

Constantine era llamado cada vez que había un caso de posesíón satánica para sacar al demonio en cuestión y mandarlo de regreso al infierno.

Constantine es un ser solitario y apartado, indiferente en realidad al mal o al bien, con poco temor de todo salvo de el destino de su alma, ya que cuando muchacho, al no haber entendido bien su don, es tratado como si fuera un paciente psiquiatrico y el mismo decide terminar con su vida, y lo logra, estando --por un par de minutos-- clínicamente muerto, tiempo en que consigue ver el infierno y sus horrores, comprendiendo que tiene que regresar a redimirse. Así vuelve convertido en una especie de operario de la lucha entre el bien y el mal, pero no con una transformación de fondo en su alma, sino simplemente por salvarse a si mismo porque el infierno, no le había gustado.

Así, transcurre su vida siempre lidiando con horrores, pero sin lograr la redención buscada, ya que siempre actua un poco de manera automática, ve las cosas no les teme y entonces ejecuta, pero sin real misericordia o comprensión de lo que significa para los demás su servicio, así que sigue atormentado sabiendo que por el hecho de haber atentado una vez de suicidio, está condenado al morir, a ir derecho al infierno sin escalas, donde se encuentran todos los demonios a los que ha maltratado en este mundo esperándolo para vengarse...y esta vez para toda la eternidad...

Total...al final de la película ya en el clímax en el que el mismísimo Satán viene por su alma, Costantine logra hacer una negociación de un último deseo y entonces pide ofrecer su propia alma inmortal, a cambio de la hermana gemela de chica que había estado ayudando durante toda la película, que ya había entrado al infierno por haberse suicidado, por los mismos motivos que el lo había hecho en su juventud.

Al mencionar esto, la cara del Satán se descompone...después de tanto esperar para capturar a su archi-enemigo Cosntantine, este tiene un acto de generosidad desinteresada en el momento de su muerte y ejerce un sacrificio en beneficio de alguien más, poniendo incluso su mayor temor -condenarse al infierno- a un lado. En ese instante las puertas del Cielo son abiertas para Constantine y su redención es conseguida, dejando con un palmo de narices al Satán quien no tiene más remedio que dejarlo, puesto que algo en el había logrado transformar en el último minuto.

La película como una fantasía, es interesante. En la vida real no me gsutaría pasar ni por la mitad de visiones esperpentosas que el tiene que ver para finalmente cambiar en el último momento. Mejor comenzar voluntariamente YA.

La clave: dejar la visión egocéntrica de nuestras vidas para empezar a ver por los demás primero. ¿Para que llegar a tal extremo si ya nos están compartiendo el manual con anticipación?

=) Espero que aunque es una narración fantástica de verdad te haga pensar...nunca sabemos que tan cierto o no es ese mundo de batallas entre ángeles y demonios a nuestro alrededor y los únicos que realmente pueden mover la balanza del desempate...somos los seres humanos con nuestro libre albedrío.


Feliz día. ¡Gana la batalla!

Prana Pascual

Autor de Constantine: Jaimie Delano, director de la película Franciss Lawrence, 2005 Warner Brothers.





3 comentarios:

tnf25 dijo...

Hola , buen día!, ya vez que no hay coincidencias en el mundo y Cosntantine es uan de mis 10 favoritas “privadas” , me gusta mucho por lo que mencionas esa transformación radical que el sufre justo al final de la película, pero algo que me gusta mucho es el dialogo que el Arcángel Gabriel en el cual comenta que su motivación para hacer lo que hace ( tampoco vamos a contar toda la película verdad!?) es que los eres humanos solo recurrimos a la espiritualidad mas elevada cuando estamos bajo un sufrimiento extremo…eso es creo, lo que hay que evitar tener que llegar a un extremo para querer regresar a la Luz, hay que ser concientes de que debemos estar conectados todo el tiempo..y tal vez me salgo mucho de cuadro , pero en la ultima gira de Madonna, justo en Like a Prayer, uan de las pantallas despliega un hermoso mensaje que se me quedo muy grabado, “Todos venimos de la Luz y a ella debemos regresar”…por que no comenzar el camino de regreso hoy.

Un abrazo.

Anónimo dijo...

Otra pelicula con el mismo final es "al Diablo con el Diablo", donde Brendan Fraser ya no quiere ejecutar su ultimo deseo para si mismo por que el EGO lo tangiversa todo. Amanece en el Senado de EUA (juicio, supongo) preguntando que lo libro del infierno. Su deseo que su amada fuera feliz, al final encuentra su equivalente o mejor de novia.

Si, tienes razón por que esperar al ultimo momento para redimirnos, ¿por que esperar cuando ya podemos tener el Cielo en la Tierra?...ya sabemos cómo y que nunca nuestros maestros se cansen de repetirnos el cómo.

Anónimo dijo...

Muchas gracias por tu comentario tnf25, muy valioso lo que aportas!!

Gracias =)

Prana