martes, 13 de enero de 2009

Fronteras Personales. Enero 13, 2009.

MARTES 13 DE ENERO DE 2009



"Los Kabbalístas preguntan por qué la revelación de la Biblia y sus secretos de inmortalidad se dieron en el desierto y no en una ciudad. La razón es que el desierto no tiene fronteras o límites. No hay propiedad privada en un desierto. Todos son iguales; todo está abierto; y las personas pueden ir en cualquier dirección sin que nadie las detenga nunca. En otras palabras, el desierto representa libertad absoluta. Es por esto que tantas ideas evolucionadas pudieron desarrollarse sólo en el desierto, y que tantas personas grandiosas fueron al desierto para buscar inspiración." —Karen Berg



Hoy, derriba una frontera personal que te separa de otras personas.

Yehuda Berg
________________________________________________
Hace años, alguien me contó de su expedición a un desierto, una semana entera de absoluta arena, de sol canicular, de no saber hacia que dirección vas, pero sobre todo, el eterno vacio que llena los ojos y los obliga a ver más hacia adentro. Sin distracciones, sin alguna otra cosa hacia la cual dirigir la atención más que uno mismo. Tu, tus pensamientos y el desierto. Tu tus obsesiones y el desierto. Tu tus vacíos y el desierto...y aquella obligatoriedad de escucharte en el silencio de lo inmenso y lo desolado. Buscando la vida y el frescor del manantial de tu Alma esperando que lo tengas bien a mano para no morir calcinado en la ausencia de propósito, en la carencia de lo interno. De pronto sólo tu y la inmensidad.
"Llorabas, me decía, llorabas del vacío y sólo te quedaba recurrir a tu vida interior, a tus recursos, a tus recuerdos, a lo que para ti es más importante, sólo con eso le dabas la vida."
...Sin nada más que el manto dorado de la arena, lo demás lo ponen los seres humanos --me explico el guía del arte del Islam--. Por eso el arte del desierto es tan rico en imagenes por centímetro cuadrado, pequeñas letras del Corán llenando absolutamente las superficies de oro, grecas que se prolongan hasta el infinito, arcos, colúmnas, filigranas, ventanas que no son simétricas dando la idea de continuar en lo etereo sus formas en un continuo, jardines florecientes de oasis.
Esos somos nosotros frente al desierto y el exilio del Alma en el que estamos : Creadores frente a una hoja en blanco para hacer que la vida suceda una vez más.

Prana Pascual

¿Quieres compartir tu reflexión? afinaciones@gmail.com o deja un comentario en el blog

Imagen: http://muchasmiradas.wordpress.com/2008/08/20/jazmines-en-el-desierto/

1 comentario:

muchasmiradas dijo...

Me encantó el texto, la reflexión.
Saludos.