viernes, 12 de junio de 2009

Junio 12, 2009. Chapuzón engañoso

VIERNES 12 DE JUNIO DE 2009

Alcancé a escuchar esto durante la cobertura de un torneo deportivo:


"Eso es el verdadero signo de la grandeza: seguir ahí cuando no estás haciendo bien las cosas".


Hoy, reconoce en dónde te sientes "atascado" y móntate en la ola. No dejes que el chapuzón te engañe.


Yehuda Berg

______________________________________

Me acuerdo que cuando eramos niños mi hermano tenía entre varias aficiones, todo lo que tuviera que ver con atletismo y en general sabía mucho de los Juegos Olímpicos.


Si me quiero acordar de un incidente en el que siendo el último lugar realmente fue de quien más nos acordamos, es cuando veía esos documentales de un maratonista etiope llamado Abebe Bikila, quien fuera campeón olímpico en Roma en 1960, después en Tokio 1964 así como un par de campeonatos mundiales. Pero eso me vengo a enterar hasta ahora que estoy haciendo la investigación para el blog.


Yo lo que me acuerdo --y que me enteré através de esa afición de mi hermano-- es que era considerado héroe nacional por sus triunfos y que había ganado descalzo en 1960. También ahora me entero de que lo hizo así porque el fue inscrito a esa carrera de último momento , porque quien iba a ir se había fracturado. Cuando le dieron sus tenis estos no le acomodaron, así que decidió correr tal como había entrenado para esa carrera. Sin zapatos.


Sin embargo allá en las tinieblas de esa memoria de documental de TV en blanco y negro yo lo recuerdo más por el incidente en México 1968, el el que se lesionó y quien ganó la prueba fue su compatriota Mamo Wolde. Lo que me acuerdo son una escenas dramáticas en las que no podías dejar de conmoverte de verlo llegar de noche al estadio. Eso me pareció grandeza a pesar de ser claramente el último lugar y sin saber yo absolutamente nada de sus glorias pasadas.


En realidad no sé ni siquiera si recuerdo bien el incidente, como les comento, recuerdo un documental, y por supuesto aunque tengo muchas otras menciones de esos Olímpicos por haber sido en este país, casi podría decir que es la imagen que más me impactó de toda esa remebranza: Me acuerdo del que perdió, pero que perdió luchando por llegar. La gente lloraba de verle casi desmayando y llegando de noche al estadio.


Claramente el hombre tenía un carácter de héroe y aunque falleció al poco tiempo debido a un accidente automovilístico por esquivar a un grupo de estudiantes que se manifestaban, así es recordado en su país.


"Quiero que la gente del mundo sepa que mi país, Etiopía, siempre ha ganado con determinación y heroísmo"


"Los hombres de éxito se encuentran con la tragedia. Fué la voluntad de D-os que yo ganara los Olímpicos, y fué la voluntad de D-os que me encontrara con ese accidente. Yo acepto esas victorias y acepto esa tragedia. tengo que aceptar ambas circunstancias como hechos de la vida y vivir feliz".


Claramente yo no creo que sea obligatorio toparse de frente con la tragedia...pero claro que si específicamente a el lo recordé por su grandeza durante ella.


Y con respecto a la frase que escuchó Yehuda: "Eso es el verdadero signo de la grandeza: seguir ahí cuando no estás haciendo bien las cosas". Pienso que se refiere a seguir luchando con todo aunque no vayas ya ganando. No como el Tri. Eso no lo veo como grandeza porque justo en vez de arremeter se achican. =(


¡Ojalá no se diga eso de nosotros ante las pruebas de la vida! ¡Fortaleza!


Prana Pascual

Imagen: http://www.despeinados.com/04/09/2007/abebe-bikila-la-leyenda-de-los-pies-descalzos/

3 comentarios:

Martha dijo...

Gracias Pranita, tu acertada remenbranza de este gran atleta, es TAN INSPIRADORA,ha sido un gran empujon, ha seguir a pesar de.............y llegar a la meta como triunfadores.
XOXOXO
Inmensamente agradecida.

Anónimo dijo...

Marthis lindis ya te extraño!!! No he podido asistir a las clases por estar el la lucha...pero hay que darle para adelante porque ya vendrán días de paz y los disfrutaremos más por habernoslos ganado con esfuerzo. =)

besos!!!
Prana

Anónimo dijo...

La responsabilidad y la libertad son dos ingredientes muy sabrosos. La responsabilidad me llego a pesar mucho. Cuando mire la carga, reconoci el miedo y culpa, mezclada con un poco de todopoderoso. Cuando observe la libertad tenia la firma de abandono. Hoy pude sentir porque la responsabilidad me atasca, y porque mi libertad es huir. La clave en esta, es soltar la carga, y saborear el Poder.